Sánchez y Díaz se reúnen para “fortalecer la coalición” en medio de discrepancias

Yolanda Díaz y Pedro Sánchez. / @sanchezcastejon
Yolanda Díaz y Pedro Sánchez. / @sanchezcastejon

El presidente del Gobierno y su vicepresidenta segunda sustituyen la reunión urgente de la comisión de seguimiento de la coalición con un cara a cara.

Sánchez y Díaz se reúnen para “fortalecer la coalición” en medio de discrepancias

Las discrepancias en el seno de la coalición, por la nueva Ley de Información Clasificada o por el aumento del gasto en Defensa, han llevado a sus líderes a un cara a cara para acercar posturas. El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, y su vicepresidenta segunda, Yolanda Díaz, se han reunido este lunes para limar asperezas y comenzar a negociar las cuentas del año que viene.

Fuentes gubernamentales han informado a la prensa de que la cita ha servido para “fortalecer la coalición” después del malestar de su socio minoritario, Unidas Podemos, después de que el Consejo de Ministros aprobara un crédito para aumentar el gasto en Defensa y la noticia de la llegada de más destructores a Rota.

La reunión también sirvió como punto de partida para las negociaciones para los Presupuestos Generales del Estado. Esta junta privada viene siendo un sustituto inmediato a la de la comisión de seguimiento de la coalición que la propia Díaz convocó, con carácter de urgencia a principios de julio, y que se produce justo antes de las vacaciones de verano.

Desde La Moncloa aseguran que el encuentro ha resultado “muy fructífero y positivo”, y que el Gobierno es consciente de los “retos” que tiene España para el fin de la legislatura, pero que seguirá “trabajando mano a mano”. “Creo que el diálogo, hablar entre los socios de gobierno es importante. Estamos y somos favorables a que se pueda producir esa reunión”, ha dicho Sánchez el lunes, en Tirana, Albania, antes de regresar y encontrarse con Díaz.

Los partidos cuestionan la nueva le de secretos oficiales

Pese al encuentro del presidente del Gobierno con la líder del socio minoritario de la coalición, los miembros del grupo parlamentario del espacio confederal no han guardado sus opiniones discrepantes del recién presentado anteproyecto de Ley de Información Clasificada, pues consideran que los 50 años que establece como fecha de caducidad de la información más sensible del Estado “no es propio de democracias maduras”.

Los ministros morados no se han manifestado públicamente, pero los parlamentarios han criticado los plazos de vencimiento de los altos secretos oficiales.  “Ocultar secretos a la ciudadanía durante 50 años o más es tratarla como menor de edad. No es propio de democracias maduras tener miedo a conocer”, ha dicho el presidente del grupo Jaume Asens en su cuenta de Twitter.

Fuentes de la formación morada han indicado, según recoge TVE, que no apoyan el plazo de 50 años para la clasificación de los secretos de la opinión pública, y que tratarán de acordar cambios con la parte socialista para introducir sus propuestas cuando el documento regrese en segunda vuelta. Pero si el texto termina saliendo adelante sin modificaciones, podrían plantearse no apoyarlo en su paso por el Congreso.

El PSOE espera contar con todos los apoyos posibles. El PNV ha propuesto la reforma a la Ley de Secretos Oficiales en 2016, por lo que el Gobierno aspira su respaldo, pero se ha mostrado decepcionado por los plazos de desclasificación de los secretos.

Por parte del líder de la oposición, la principal crítica del PP es que no ha habido “ningún contacto” con el Gobierno, y que consideran que “las propuestas y las políticas de Estado deben ser consensuadas entre los dos grandes partidos, que son aquellos que están llamados a gobernar España”, según ha dicho la portavoz de los populares, Cuca Gamarra. @mundiario

Sánchez y Díaz se reúnen para “fortalecer la coalición” en medio de discrepancias
Comentarios