Sánchez descarta ante Feijóo los apagones o el racionamiento de bombonas de butano

Pedro Sánchez en el Senado. / RR SS
Pedro Sánchez en el Senado. / RR SS
El presidente del Gobierno, presionado por las encuestas adversas, arremetió contra el líder del PP para demostrar su "insolvencia”.
Sánchez descarta ante Feijóo los apagones o el racionamiento de bombonas de butano

Pedro Sánchez y Alberto Núñez Feijóo se enfrentaron este martes en un cara a cara en el Senado que marcó el inicio de un curso político clave por la inflación y la crisis energética, la incertidumbre de la invasión de Ucrania por parte de Rusia y nuevos procesos electorales. Si bien Núñez Feijóo trasladó al Gobierno un informe con sus propuestas para la crisis energética, lo visto en el debate define lo contrario a una política de acuerdo. En resumidas cuentas, el presidente del Gobierno, presionado por las encuestas adversas, arremetió contra el líder del PP para demostrar su "insolvencia”.

De paso, Pedro Sánchez anunció que el tope al gas ha ahorrado 2.000 millones de euros y que impedirá que las empresas se lucren con la crisis. También negó que este invierno el Ejecutivo vaya a adoptar “medidas dramáticas” en materia energética: “No va a haber apagones de electricidad ni racionamiento de bombonas de butano".

El presidente Sánchez también anunció rebajas en la factura de luz y gas a las industrias con gran consumo energético. El Gobierno aplicará la excepción ibérica a la cogeneración para reabrir las 400 industrias que han parado. Según el diario El País, más del 60% de estas plantas, que generan parte de la energía que producen, habían detenido la producción por el precio del gas.

El líder de la Oposición, Alberto Núñez Feijóo, ofreció a Pedro Sánchez apoyo hasta final de legislatura si cesa a los ministros “que no ha nombrado”.

En una de sus audacias, Alberto Núñez Feijóo, presidente del PP, le sugirió a Pedro Sánchez que pregunte al canciller alemán “cómo es posible bajar impuestos, la deuda y dirigir un país de 80 millones de personas”. Por su parte, Sánchez acusó a Feijóo de retorcer los datos para atacarle: “¿Es insolvencia o mala fe?”, dijo en varias ocasiones.

El MidCat, en el aire

Entre tanto, Bruselas evita entrar en la disputa sobre el gasoducto MidCat entre España y Francia. “No estamos en la etapa en la que podemos juzgar las bondades del proyecto. Eso es algo que debe ser desarrollado más por los Estados miembros involucrados y por los promotores”, explica la Comisión Europea 24 horas después de que Emmanuel Macron enfriara el proyecto que defienden España y Alemania.

Por su parte, la vicepresidenta española Teresa Ribera cree que el debate sobre la conexión gasística entre Cataluña y Francia no se puede cerrar solo por el rechazo de Emmanuel Macron. 

Defendido por países como Alemania, que teme llegar al racionamiento de la energía en los próximos meses, el proyecto del MidCat es visto con desconfianza por Francia, con una clara apuesta por la energía nuclear.

Francia obtiene un 70% de su electricidad de la energía atómica, gracias a los 45 reactores que siguen en activo, y su objetivo es potenciar esta línea, no el gas.

El MidCat es una interconexión gasista entre España y Francia, cuya pieza clave es un tubo de 227 kilómetros a través de los Pirineos para conectar las redes de ambos países.

Esta infraestructura podría discurrir desde la localidad catalana de Hostalric hasta la francesa de Barbaira, con lo que se sumaría a las dos conductos ya existentes en la parte occidental. Por tanto, podría aumentar la exportación de gas al resto de Europa a partir del otoño/invierno de 2023, fecha para la que estaría lista, según las estimaciones del Gobierno.

La sequía, otro reto

También la sequía plantea dificultades. El agua embalsada sigue descendiendo y se sitúa en el 35 por ciento. En cuanto al mayor embalse de España, el de La Serena (Badajoz), se encuentra al 13 %.

En el embalse del Ebro, en Cantabria, la orilla se hace más extensa y las aguas menos profundas quedando al descubierto accesos de la torre de la antigua iglesia hasta ahora sumergidos. Lo mismo sucede en el pantano de Sau (Barcelona).

Incluso en comunidades autónomas no acostumbradas a la falta de agua, como Galicia, ahora observan cómo ha bajado el caudal del río Tambre cuyo embalse está al 22 % de su capacidad.

Además, doscientos ochenta municipios catalanes sufren restricciones y en Carranza (Vizcaya) ya se preparan para empezar a recibir camiones cisterna.

Trabajadoras del hogar con seguro de paro

Otro frente relacionado con la economía tiene esta vez relación con las trabajadoras del hogar, que podrán cobrar el paro y ver eliminado su despido sin causa.

Las empleadas podrán recibir protección por desempleo “cuando hayan cotizado” lo suficiente para ello, según explican desde Trabajo. La cotización será obligatoria desde el 1 de octubre o 1 de enero, según los casos. @mundiario

Sánchez descarta ante Feijóo los apagones o el racionamiento de bombonas de butano
Comentarios