Buscar

MUNDIARIO

Sánchez cancela el cónclave con los líderes regionales por la gota fría

El presidente en funciones pensaba acordar la estrategia en las negociaciones con Unidas Podemos y la posibilidad de ir nuevamente a las urnas.
Sánchez cancela el cónclave con los líderes regionales por la gota fría
Pedro Sánchez vota este 26-M. / Mundiario
Pedro Sánchez vota este 26-M. / Mundiario

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Pedro Sánchez no se reunirá con los altos mandos del PSOE en Logroño, con quienes esperaba discutir la estrategia de cara a las negociaciones de investidura. El presidente en funciones pospone el encuentro a raíz de la gota fría que está azotando al este de España. De momento no ha trascendido la fecha en la que se reprogramará este evento, en el que también se discutiría la posibilidad de ir a nuevas elecciones ante la falta de acuerdo para ganar las votaciones de investidura en la Cámara Baja.

La desconvocatoria, que llegó sobre las 11 de la noche del jueves, sorprendió a los grandes líderes de la agrupación. El viernes por la noche se reunirían a cenar en La Rioja y dialogar sobre el bloqueo político. El sábado se planeaba reunir al consejo, con un discurso que daría el mismo presidente en funciones ante los líderes regionales. El plazo para formar un nuevo Gobierno vence el 23 de septiembre próximo. De fracasar el proyecto, se convocarían a las cuartas elecciones en apenas cuatro años.

El cónclave de Logroño iba a ser una puesta en escena de unidad justo 48 horas antes de que el Rey iniciara las rondas de consultas para comprobar si el jefe socialista tiene o no lo que necesita para lograr su investidura. Nadie en la cúpula roja se ha desviado del camino seguido hasta ahora en las negociaciones con Unidas Podemos, que están estancadas pues el partido morado insiste en un Gobierno de coalición. No obstante, empieza a amenazar que el electorado de izquierda no acuda a votar en noviembre. Algunos líderes creen que la alternativa sería ofrecer a Pablo Iglesias y los suyos alguna silla en el Consejo de Ministros una vez haya empezado la legislatura. El último en unirse a esta corriente fue Miquel Iceta, jefe socialista en Cataluña, uniéndose a Ximo Puig y Emiliano García Page, de la Comunidad Valenciana y Castilla-La Mancha, respectivamente.

La cúpula socialista no tiene en mente todavía la nueva fecha para este cónclave. Tampoco se convocará al comité federal, que es el máximo órgano decisorio entre congresos. Si al final se congrega al comité federal, éste sería luego de las consultas con Su Majestad. Para entonces ya se sabrá si hay alguna opción aunque sea mínima de investir a Sánchez o si al final se irá a las urnas el 10 de noviembre. @mundiario