Sánchez baja el tono tras la reacción de Torra

Pedro Sánchez y Quim Torra. / Mundiario
Pedro Sánchez y Quim Torra. / Mundiario

El Ejecutivo insiste en que no se encuentra entre sus planes una nueva suspensión de la autonomía catalana.

Sánchez baja el tono tras la reacción de Torra

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, se esforzó este viernes en bajar el tono con Quim Torra, tras el impacto causado por sus declaraciones del día anterior.

"Dentro de la Constitución hay un espacio enorme en el que podemos a dialogar. Hay que dar una oportunidad a la política. Dentro de las comisiones bilaterales Estado-Generalitat que se han empezado a constituir hay un espacio enorme", dijo el presidente del Gobierno en San José de Costa Rica, en la última jornada de su gira latinoamericana, que le ha llevado esta semana a visitar también Chile, Bolivia y Colombia, reseña El Periódico.

"En Cataluña se tiene que abrir un diálogo entre catalanes. Cataluña tiene que hablar consigo misma. Cataluña tiene que hablar con Cataluña. Torra se dirige a solo una parte de la sociedad catalana. La mayoría de la sociedad catalana se ubica en el autogobierno, no en la independencia. La propuesta del Gobierno es autogobierno, Constitución y Europa. En torno a esos tres ejes nosotros estamos dispuestos a dialogar", insistió Sánchez.

El Ejecutivo insiste en que no se encuentra entre sus planes una nueva suspensión de la autonomía catalana, pero las palabras previas del líder socialista fueron interpretadas por el president de la Generalitat como una amenaza. "Me han sorprendido porque creía haber entendido que a un problema político como el que tiene Cataluña, en el ejercicio de su autodeterminación, le íbamos a aplicar una solución política. Y de repente nos encontramos con la amenaza de que se nos puede aplicar el 155", dijo Torra.

La respuesta de Torra llegó después de que Sánchez, desde Colombia, afirmara que, ante una eventual tendencia rupturista hacia la independencia de Cataluña, "Torra sabe cuál es el camino que depararía volver al unilateralismo, volver a la quiebra de la legalidad, volver al desacato". En este sentido, el presidente del Gobierno aseguró que su Ejecutivo "tiene muy claro cuáles son los límites" y recordó que está dispuesto a dialogar con el Govern en el marco del respeto a la legalidad. @mundiario

Sánchez baja el tono tras la reacción de Torra
Comentarios