Sánchez y Aragonès se emplazan a una reunión para resolver la crisis por Pegasus

Presidente catalán Pere Aragonès en una entrevista de radio. / Generalitat de Catalunya
Presidente catalán Pere Aragonès en una entrevista de radio. / Generalitat de Catalunya

Ambos líderes han coincidido en el Cercle d'Economía de Barcelona, donde el president ha trasladado al jefe del Ejecutivo su malestar por la “muy grave” situación del espionaje. 

Sánchez y Aragonès se emplazan a una reunión para resolver la crisis por Pegasus

El presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez y el president de la Generalitat, Pere Aragonès, se han emplazado este viernes a una reunión, en un intento por reconducir la crisis desatada por el espionaje del Centro Nacional de Inteligencia (CNI), con el programa Pegasus, contra el propio líder catalán y otros 17 líderes independentistas.

Ambos dirigentes coincidieron este viernes en las jornadas del Cercle d'Economía, en la entrada del Hotel W de la ciudad de Barcelona. Se dieron la mano y conversaron alrededor de un par de minutos, mientras esperaban a la también asistente Úrsula von der Leyen, la presidenta de la Comisión Europea. En medio de su charla, ambos presidentes se apartaron.

Ahí es cuando Aragonès le ha trasladado su malestar por las escuchas, avaladas judicialmente según reveló la directora del CNI, Paz Esteban, el jueves durante su comparecencia en la Comisión de Secretos Oficiales del Congreso. De esa reunión, cuyo contenido e información es estrictamente confidencial, los portavoces nacionalistas y de Unidas Podemos confesaron haber salido “más intranquilos”.

Según fuentes de La Moncloa consultadas por varios medios de comunicación, Sánchez le ha expresado al presidente regional que está dispuesto a resolver la situación cuanto antes, porque considera necesario “pensar en los catalanes”. Ante esto, Aragonès le ha pedido encontrarse nuevamente, por lo que acordaron concertar una reunión, aunque sin poner una fecha en el calendario, en medio de las manifestaciones de dirigentes de ERC, Junts y la CUP por las escuchas.

Aragonés advierte de que la confianza está “rota”

Una vez dentro del recinto, el presidente Sánchez ha tenido su intervención en el evento. En su discurso, se ha dirigido a Aragonès directamente con una “declaración de intenciones”, en la que empezó “manifestando, mi querido president, mi profundo respeto por Cataluña y consideración hacia su sociedad y sus instituciones”.

Sánchez aseguró tener la “firme” convicción de resolver el conflicto con los dirigentes independentistas, sus socios de Gobierno con el especial trato de ERC gracias a sus 13 diputados en el Congreso. Para ello ha trasladado sus deseos de reconciliarse con los catalanes con base al “diálogo, la negociación y el acuerdo”.

Durante el resto de su discurso no se refirió a las escuchas en ningún momento, pero sí ha señalado que “ya sabemos que en la lucha hay turbulencias”, por lo que ha dicho que el interés del Gobierno está puesto en “superarlas, no alimentarlas”. Pero el president en ningún momento aplaudió su intervención y se limitó a darle la mano nuevamente a Sánchez.

En una entrevista con Catalunya Radio antes del encuentro, a Aragonès le consta que “la confianza con el Gobierno del Estado está rota, está a cero”, y ha advertido que, si el PSOE quiere reconstruirla, deberá actuar de manera transparente y depurar responsabilidades, exigiendo nuevamente la cabeza de la ministra de Defensa, Margarita Robles, a quien acusan junto al CNI, y más recientemente al ministro de Interior, Fernando Grande-Marlaska, por su presunta responsabilidad (directa o indirecta) en el CatalanGate. También ha pedido que se desclasifique la autorización judicial que avaló la intervención de su móvil. @mundiario

Sánchez y Aragonès se emplazan a una reunión para resolver la crisis por Pegasus
Comentarios