Sánchez y Aragonès buscan garantizar la aprobación de los presupuestos

Pere Aragonès y Pedro Sánchez. / Mundiario
Pere Aragonès y Pedro Sánchez. / Mundiario
El presidente del Gobierno y el líder de la Generalitat son los responsables a abordar este primer punto en agenda. El PSOE se acerca a ERC en el Congreso para conseguir el objetivo. 
Sánchez y Aragonès buscan garantizar la aprobación de los presupuestos

La tormenta por los indultos otorgados a los presos del procés parece que se ha acabado. Ahora, el tema más inmediato es la aprobación de los Presupuestos en el Congreso. Por esa razón, el Gobierno de Pedro Sánchez ya ha puesto en marcha su estrategia para conseguirlo. Una prueba de ello es que el PSOE ha comenzado a tener conversaciones con ERC.

Es la única alternativa que tienen en La Moncloa. Además, consolidar el pacto con los demás socios, en especial el PNV. Lo que se busca, en esencia, es lanzar así un mensaje claro: hay Gobierno hasta finales de 2023, incluso principios de 2024. La ministra de Hacienda, María Jesús Montero, está recabando los datos de los ministerios para aprobar el techo de gasto a finales de julio.

La primera votación de los Presupuestos llegaría en octubre. Hay conversaciones políticas que varios ministros y dirigentes de los socios consultados han llegado a un consenso: “Hay agua para los Presupuestos de 2022. Incluso puede ser más fácil que los del año pasado. Hay mucho dinero en juego y ganas de negociar, de hacer política”, resume un miembro del Gobierno al diario El País. 

El martes, en La Moncloa, Sánchez y Aragonès hablaron de Presupuestos y de consolidar la estabilidad del Gobierno, según fuentes de ambos lados. ERC también quiere Presupuestos este otoño en Cataluña. Y ahí podría buscar el apoyo o al menos una posición no beligerante del PSC. Aragonès quiere gobernar con una cierta normalidad y mostrar al independentismo que su vía negociadora es más útil que la del no a todo de Junts. 

Fuentes de ERC le señalaron a El País en que hay mucho interés por buscar acuerdos, aunque todo estará pendiente de cómo se enfoque la mesa de diálogo que arrancará a finales de septiembre, justo cuando se estén negociando los Presupuestos, una coincidencia nada casual.

"La reunión de Sánchez y Aragonès fue, por tanto, mucho más positiva de lo que se dijo públicamente. Fuentes de Gobierno y ERC coinciden en que ambos líderes se entienden, son pragmáticos, y hablan mucho más de lo que se conoce. Ambos, explican, están fraguando un acuerdo para lo que queda de legislatura, e incluso más allá", reseña el citado medio. 

El presidente está convencido de que llevará muchos años encauzar el problema de Cataluña, si es que alguna vez se logra. Sánchez insiste en que jamás aceptará un referéndum de autodeterminación de ningún tipo, tampoco consultivo. Aragonès asegura que ese seguirá siendo el eje de su propuesta para resolver el conflicto político. @mundiario

Sánchez y Aragonès buscan garantizar la aprobación de los presupuestos
Comentarios