Salvas de aviso fueron disparadas a un buque británico

HMS Defender. / Twitter.com @russianembassy
HMS Defender. / Twitter.com @russianembassy
Rusia asegura que envió dos advertencias a un destructor británico en el Mar Negro, Gran Bretaña lo niega
Salvas de aviso fueron disparadas a un buque británico

De acuerdo con declaraciones emitidas por el ministerio de Defensa de Rusia, se ha disparado “fuego de advertencia” contra un destructor británico en el Mar Negro, dentro de lo que Rusia considera sus aguas territoriales.

Sin embargo, pese a que esta acción ha involucrado buques militares rusos por un lado, así como el destructor de la Armada Real británica HMS Defender por el otro, el Ministerio de Defensa del Reino Unido ha manifestado, por medio de su cuenta en la red social Twitter que no ha estado implicado en esa acción y que “no se han disparado salvas de aviso” al destructor mencionado, siendo que el trayecto del mismo, contemplaba el paso por aguas territoriales de Ucrania.

De acuerdo con las declaraciones por el lado ruso, el destructor llegó a sus aguas territoriales ubicadas en la península ucraniana de Crimea, de ahí que al destructor se le envió una “advertencia adicional”, que fue un “bombardeo de precaución” valiéndose, para ello, de un avión de combate Su-24, lo que recorrió el trayecto del HMS Defender, algo que Gran Bretaña niega que haya ocurrido.

Un periodista de la cadena de televisión BBC, quien es el corresponsal de Defensa de dicha cadena pública británica, Jonathan Beale, ha manifestado que estuvo en el HMS Defender todo el tiempo en que tuvo lugar este incidente. Beale ha hecho saber que sí hubo “avisos por parte de los barcos guardacostas rusos, y hemos podido escuchar cargas explosivas, pero fuera del alcance”, a lo que ha agregado “la tripulación del HMS Defender ha estado en máxima alerta durante todo este tránsito”.

De acuerdo con lo señalado por el Ministerio de Defensa de Rusia, el barco británico llegó a penetrar hasta 3 kilómetros en aguas territoriales rusas, cerca de la ciudad de Sebastopol (ciudad donde Rusia tiene una base naval desde el año 2014) y que después de haber escuchado los disparos, la tripulación de la nave británica prefirió retirarse. En el comunicado emitido por el ministerio de Defensa de Rusia “el destructor había sido advertido de que se utilizarían armas si traspasaba la frontera rusa”.

El Mar Negro es considerado como un espacio de relevancia en materia geoestratégica tanto por Rusia como por la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), en el Mar Negro tienen aguas territoriales Bulgaria, Rumania y Turquía. Rusia se anexionó la península de Crimea en el año 2014 y desde entonces, ha considerado una zona, ubicada frente a la península, como parte de sus aguas territoriales, de ahí que desde el pasado mes de abril decidió que en ese espacio no podrían volver a transitar buques de guerra extranjeros, lo que ha generado molestias cada vez más frecuentes, siendo que aun desde antes, buques de guerra procedentes de Estados Unidos y de otros Estados miembros de la OTAN, se han desplazado por sus aguas frecuentemente como una manera de expresar respaldo a Ucrania, lo que Rusia ha considerado, una y otra vez, como acciones desestabilizadoras, generando como consecuencia que cada vez se tengan más buques militares rusos en ese sector.

Si bien el ministro de Defensa de Gran Bretaña, Ben Wallace, ha asegurado que escucharon los disparos, asumieron que era parte de un ejercicio de artillería llevado a cabo en el Mar Negro, insistiendo de ese modo en que “no se dirigieron disparos al HMS Defender y no reconocemos la afirmación de que se lanzaron bombas en su camino”.

Por su parte, Serguéi Shoygu, ministro de Defensa de Rusia, ha hecho saber que al no obtener respuesta del HMS Defender, se le hizo saber que estaba a dos millas náuticas dentro de su demarcación, razón por la cual le fue arrojado, a la nave británica, un caza de combate Su24-M con cuatro bombas explosivas de fragmentación, constituyendo este ataque un segundo aviso. Producto de esta acción, el buque británico cambió de rumbo.

Después de esta acción, el ministro de Exteriores de Ucrania, Dymitro Kuleba, ha hecho saber mediante un comunicado, que Rusia mantiene acciones “agresivas y provocativas” en el Mar Negro y que “la militarización de Crimea por parte de Rusia representa una amenaza duradera para Ucrania”. @mundiario

Salvas de aviso fueron disparadas a un buque británico
Comentarios