Rusia y Ucrania se ponen a negociar sin que cese la ofensiva militar ni la amenaza nuclear

Negociadores de Rusia –a la izquierda– y de Ucrania. / RR SS
Negociadores de Rusia –a la izquierda– y de Ucrania. / RR SS
Un portavoz de Ucrania admite “ciertos avances” mientras la parte rusa no hace de momento valoraciones. Lo único cierto es que el ataque contra territorio ucranio se ha intensificado.
Rusia y Ucrania se ponen a negociar sin que cese la ofensiva militar ni la amenaza nuclear

Son muchas y complejas las claves de la guerra entre Moscú y Kiev, empezando por el propio origen del conflicto, pero lo importante ahora mismo, desde el punto de vista de la actualidad, es que Rusia y Ucrania se preparan para seguir negociando sin que cese la ofensiva militar ni la amenaza nuclear, ya que Putin mantiene activa su fuerza nuclear ante la presión internacional. También hay, de nuevo, mediación francesa. El presidente de Rusia, Vladimir Putin, habló nada menos que durante una hora y media con el presidente de Francia, Emmanuel Macrón. La posición de Rusia para resolver el conflicto es un estatus “neutral” para Ucrania. Macrón reiteró “la necesidad de implementar un alto el fuego inmediato”.

Desde junio de 2020, Rusia tiene en vigor una doctrina de disuasión nuclear, donde “la decisión del empleo de armas nucleares la toma el presidente” si se contempla una agresión nuclear o un ataque con armas convencionales “cuando la existencia misma del Estado sea puesta en peligro”.

Kiev pide “un alto el fuego inmediato y la retirada de las tropas rusas” –también el ingreso “inmediato”de Ucrania en la Unión Europea–, que al no producirse –Putin prepara un convoy de cientos de vehículos militares para reforzar el asedio sobre la capital de Ucrania– alimenta el escepticismo ante las conversaciones.

El jefe de la delegación de negociación rusa, el exministro de Cultura Vladimir Medinski, dice que Moscú busca un acuerdo que beneficie a ambas partes: “Cada hora que el conflicto se prolonga, ciudadanos y soldados ucranianos mueren. Nos hemos propuesto llegar a un acuerdo, pero tiene que ser en el interés de las dos partes”. La delegación ucrania, encabezada por el ministro de Defensa, OleksiyReznikov, exige un “alto el fuego inmediato” y la retirada de las tropas rusas de su territorio.

La primera reunión a dos bandas entre Rusia y Ucrania ha terminado con el emplazamiento para un nuevo encuentro aún sin fecha fijada. El primer encuentro desde que empezó el ataque a Ucrania el jueves ha arrancado a medio día.  Un portavoz de Ucrania admite “ciertos avances” mientras la parte rusa no hace de momento valoraciones. Lo único cierto es que el ataque contra territorio ucranio se ha intensificado.

Según el periódico español El País, a Putin se le acumulan los reveses. Hay seis frentes que no van como el Kremlin desearía: 1. La resistencia militar ucrania. 2. Las sanciones. 3. El rearme occidental. 4. La ambigüedad de China. 5. La batalla mediática. Y 6. Los síntomas de malestar interior.  La conclusión del diario de Prisa indica que es evidente que los primeros compases de la invasión distan de ser un paseo triunfal

 

El rublo revela que la salud económica de Rusia es frágil

Putin tampoco las tiene todas consigo, ya que su banco central tuvo que duplicar los tipos de interés hasta el 20% ante el descalabro del rublo, divisa que se desplomó más de un 30%, hasta llegar a su mínimo histórico. Como ya empezó a suceder la semana pasada, la escalada de tensión militar hunde las bolsas de valores y el petróleo sube por encima de los 100 dólares.

Mientras Occidente redobla la presión y apunta a las reservas para asfixiar la economía rusa, el alcance de sus medidas de castigo a Rusia puede verse mitigado por la alianza de Putin con China o el papel que juegan algunas criptomonedas. Aún así, el rublo revela que la salud económica de Rusia es frágil.

China, que a veces se muestra ambigua, responsabiliza a EE UU y la OTAN del conflicto por no haber respondido a las “legítimas preocupaciones de seguridad” rusas.

Suiza renuncia a su neutralidad y adopta las sanciones de la UE a Rusia

Suiza, un país tradicionalmente neutral, adoptará también las sanciones de la Unión Europea a Rusia debido a su invasión de Ucrania. Así, pues,  congelará los activos de los rusos implicados en los ataques, incluidos el presidente Vladímir Putin y el ministro de Asuntos Exteriores, Serguéi Lavrov.

"En vista de la continua intervención militar de Rusia en Ucrania, el Consejo Federal tomó la decisión el 28 de febrero de adoptar los paquetes de sanciones impuestos por la UE los días 23 y 25 de febrero", dice la nota del Gobierno del país alpino. Las sanciones tendrán un "efecto inmediato", precisa Suiza. 

Más de 350 civiles muertos, según las autoridades de Kiev

A todo esto, la invasión por tierra, mar y aire del Ejército ruso causa ya más de 350 civiles muertos, según las autoridades de Kiev, y más de 360.000 han cruzado la frontera para huir de las bombas y de los combates.

En materia humanitaria, la UE protegerá a decenas de miles de personas que huyen de Ucrania y no se descarta ninguna medida excepcional, como el establecimiento de pasillos humanitarios de entrada.

Otra noticia del frente es que el presidente ucranio pondrá en libertad a presos con experiencia militar que quieran combatir. @mundiario

Rusia y Ucrania se ponen a negociar sin que cese la ofensiva militar ni la amenaza nuclear
Comentarios