Buscar

MUNDIARIO

¿Rusia se salta los protocolos para conseguir la primera vacuna contra el coronavirus?

Putin tiene aprendida la lección de la Guerra Fría, cuando los soviéticos y estadounidenses se peleaban por la supremacía mundial. Nadie se acuerda del que llega en segundo lugar.

¿Rusia se salta los protocolos para conseguir la primera vacuna contra el coronavirus?
El presidente de Rusia, Vladimir Putin. / Pixabay
El presidente de Rusia, Vladimir Putin. / Pixabay

El mundo está atento ante la posibilidad de que Rusia obtenga la vacuna definitiva para acabar con el coronavirus en unas dos semanas.

Como lo adelantó MUNDIARIO,  los rusos pretenden dar un golpe de efecto en el panorama científico, La meta de Vladimir Putin y sus investigadores anhelan que su país vuelva a estar en primer plano sobre los Estados Unidos, China y el Reino Unido. Aparentemente el Centro Estatal de Investigación en Virología y Biotecnología Véktor con sede en Moscú se encuentra en plenos ensayos clínicos para probar que su vacuna si tiene el efecto deseado.

¿Saben cuál es el único problema? La historia ha demostrado en muchas ocasiones, que lo único que vale es el valor del primer lugar, sin importar lo que cueste en muchos casos. Hay que recordar que durante la Guerra Fría, estadounidenses y rusos se ensalzaron en una cruenta disputa por la supremacía nuclear y del espacio, que al final la ganaron los norteamericanos y que supuso además la debacle del imperio soviético.


Quizás te pueda interesar:

 Rusia asegura que ya tiene la vacuna contra el coronavirus 

El Gobierno chino mintió sobre el origen real del coronavirus 

 La vacuna de Moderna contra la Covid-19 tuvo un resultado sorprendente en monos 


Con esos antecedentes cabe preguntarse si realmente Rusia está cumpliendo con los protocolos de seguridad universales, para que su vacuna contra la Covid-19 realmente sea una cura y no el inicio de un problema mucho peor.  Llama la atención lo que dice Kirill Dimitriev, director del Fondo de Riqueza Soberana de Rusia: "los estadounidenses se sorprendieron cuando escucharon los pitidos del Sputnik [el primer satélite artificial, lanzado por la URSS en 1957]. Es lo mismo con esta vacuna. Rusia habrá llegado primero".

A tenor de esas palabras, parece reafirmar la hipótesis de este artículo, que todo esto se trata de un espectáculo en forma de carrera  carrera por llegar primero y no por hacerlo mejor. Eso sin duda debe preocupar a la comunidad científica y al mundo entero, aunque se trate inicialmente que la esta vacuna estaría disponible para el "personal en puestos sensibles", como los médicos y profesionales de la enfermería tal y como lo señalan las fuentes contactadas por CNN.

La realidad de este asunto es el completo hermetismo de los rusos, que no han ofrecido datos sobre sus pruebas. Estadounidenses, británicos y hasta los chinos, con un régimen que continuamente es señalado por ocultar el verdadero origen de la Covid-19, han dado a conocer ciertos avances de sus trabajos para conseguir la vacuna. Como lo explica la cadena de televisión sobre el anuncio de los rusos sobrevuela la duda si en de verdad está cumpliéndose el desarrollo completo de los estudios, que validarían la seguridad cuando sea aplicado en los seres humanos. @mundiario