Rusia rechaza una petición de la Unión Europea para liberar a Navalny

Alekséi Navalny. / RRSS
Alekséi Navalny. / RR SS
El régimen de Vladimir Putin negó casi de forma inmediata la decisión del Tribunal de Derechos Humanos de Bruselas. Advirtió de que no pueden tener injerencias en sus decisiones. 
Rusia rechaza una petición de la Unión Europea para liberar a Navalny

La tensión entre Rusia y la Unión Europea se agrava. El régimen de Vladimir Putin rechazó un pedido del Tribunal de Derechos Humanos de Bruselas (TEDH) para liberar al dirigente opositor Alexis Navalny. “No hay ninguna base legal en el derecho ruso que permita la liberación de esta persona”, afirmó Konstantin Chuychenko, quien es el ministro de Justicia.

Además, calificó que la UE tiene  una decisión “política” y “una injerencia grosera” en los asuntos rusos. “Es un golpe contra el derecho internacional de cuyas consecuencias no es consciente el TEDH”, dijo por su parte a la televisión Rossia-24 la portavoz de la diplomacia rusa, Maria Zajarova, que acusó al tribunal de “injerencia” y “presiones” en los asuntos internos del país.

Como sea, Rusia, en tensión desde hace años con la Unión Europea (UE) y Estados Unidos, había rechazado con anterioridad los numerosos llamamientos occidentales para liberar al opositor ruso más famoso, por considerarlos un afrenta a su soberanía. Los partidarios de Navalny celebraron la decisión del TEDH e insistieron en que la justicia rusa debe acatarla inmediatamente.

“Rusia debe cumplir esta decisión (...) ya que la Convención Europea (de Derechos Humanos) forma parte de la legislación rusa”, afirmó a la AFP la abogada del oponente, Olga Mijáilova. Una reforma constitucional adoptada por referéndum el año pasado permite a Rusia rechazar las decisiones y normas de derecho internacional que juzgue contrarias a su Constitución.


Quizá te interesa leer: 

Rusia rompería las relaciones diplomáticas que tiene con la UE


En la cárcel, Navalny espera el examen el sábado de su recurso a la pena de dos años y ochos meses por haber violado el control judicial al que le ataba la condena previa en suspenso. Asegura que no podía someterse al control de la justicia porque estaba convaleciente en Alemania por su envenenamiento.

El líder opositor a la gestión de Putin fue condenado a una pena en suspenso en 2014 en un caso de fraude. El TEDH consideró en 2017 que tanto él como su hermano, juzgado en el mismo proceso, no habían tenido un juicio justo. @mundiario

Rusia rechaza una petición de la Unión Europea para liberar a Navalny
Comentarios