Rusia promete una dura respuesta si continúan armando a Ucrania

Hotel Ucrania bombardeado. RR SS.
Hotel Ucrania bombardeado. / RR SS.

La invasión del territorio ucraniano se recrudece a medida que avanzan los días y Putin no consigue una victoria importante. Las fuerzas rusas buscan rodear la capital.

Rusia promete una dura respuesta si continúan armando a Ucrania

La invasión de Ucrania por parte de Rusia continúa su lento avance. Tras dos semanas, el presidente Vladímir Putin no puede presumir de haberse hecho con el poder del ex país soviético y mucho menos de haber roto la voluntad de su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski. El Ejército ruso ha triplicado sus esfuerzos alrededor de la capital, Kiev, para hacerse con el control de las ciudades aledañas mientras lanzó una dura advertencia contra Occidente y el envío de armas para ayudar a la causa ucraniana.

Varias ciudades apenas soportan el asedio ruso, cuyos últimos movimientos han estado dirigidos contra edificios civiles como escuelas, hospitales y departamentos residenciales. Irpín, Makariv o Chernihiv son algunas de las pequeñas ciudades que hacían vida alrededor de la gran urbe que era Kiev, pero ahora muchas de ellas presentan daños significativos debido a los bombardeos de Rusia.

El reconocido Hotel Ucrania, ubicado en Chernihiv, fue atacado duramente durante una noche, desapareciendo casi por completo. "Estoy aquí ahora. Ya no hay hotel", confirmó Vyacheslav Chaus, jefe de la administración de la región de Chernihiv. Esta ciudad se encuentra cerca de Bielorrusia, aliado de Putin en esta guerra, y ha pasado los últimos días rodeado por las tropas rusas que parecen no tener piedad ante su paso. "Muchas personas están resultando heridas”, aseguró Chaus, que también agrega que el Ejército ruso está atacando “la infraestructura civil, donde no hay militares".  Los últimos movimientos de las tropas rusas alrededor de las ciudades ucranianas muestran como objetivo el cortarle los suministros, Chernihiv por ejemplo, "no tiene electricidad, casi no tiene agua, gas ni calefacción", según Chaus.

El Ministerio de Defensa ruso mantiene que sus tropas no están atacando a civiles, pero las imágenes y los testimonios de personas que viven en carne viva la guerra dejan ver las mentiras del Kremlin. El presidente Volodímir Zelensky reapareció durante un vídeo el sábado para ofrecer un balance sobre lo que sucede en su país. "Algunos pueblos pequeños simplemente ya no existen”, aseguró el mandatario durante un discurso donde calificó de “tragedia” lo que sucede: “Simplemente se han ido. Y la gente también se ha ido".

Zelenski dejó claro que para que las negociaciones avanzaran, era necesario un “alto al fuego", algo que por ahora está lejos de suceder, asimismo agregó que desde el comienzo de la guerra ha muerto 1.300 soldados ucranianos. “Sigo reiterándoles a nuestros aliados y amigos en el extranjero que deben seguir haciendo más por nuestro país, por los ucranianos y Ucrania”, agregaría luego el presidente. “El mal que deliberadamente apunta a ciudades pacíficas y ambulancias y explota hospitales no se detendrá en un solo país”, aseguró el mandatario sobre la amenaza que representa Rusia para el resto del continente.

EE UU y la Unión Europea (UE) han estado enviado armas a Ucrania, sin que esto signifique se involucrarán en un conflicto armado contra Rusia. Pero Joe Biden, presidente estadounidense, ha asegurado que si las tropas rusas llegan a tocar a un país miembro de la OTAN actuarán. Recientemente, las tropas rusas atacaron una base militar ucraniana cercana a la frontera con Polonia.

“Nos aseguraremos de que Ucrania tenga las armas para defenderse de una fuerza invasora rusa. Y enviaremos dinero y ayuda alimentaria para salvar las vidas de los ucranianos”, se ha limitado a prometer Biden.

Sergei Ryabkov, viceministro de Relaciones Exteriores de Rusia, advirtió a EE UU sobre el envío de armas a Ucrania. “Advertimos a Estados Unidos que suministrar a Ucrania con armas de varios países orquestados por ellos no es solo un movimiento peligroso, sino que son acciones que convierten a los convoyes correspondientes en objetivos legítimos”, dijo Ryabkov.

Hasta la fecha, las Naciones Unidas cuentan a 2,5 millones de ucranianos desplazados de su país. @mundiario

 

Rusia promete una dura respuesta si continúan armando a Ucrania
Comentarios