Buscar

MUNDIARIO

Rusia podría haber estado agitando la crisis de los chalecos amarillos en Francia

El Gobierno francés y los servicios de comunicaciones estratégicas de la Unión Europea han iniciado una investigación tras determinar que, tal como ocurrió en su momento con el conflicto de Cataluña, los medios estatales rusos han estado difundiendo información falsa o exagerada para agravar la crisis.

Rusia podría haber estado agitando la crisis de los chalecos amarillos en Francia
Protesta de los chalecos amarillos. / RT
Protesta de los chalecos amarillos. / RT

Firma

Ibed Méndez

Ibed Méndez

La autora, IBED MÉNDEZ, es licenciada en Comunicación Social, mención audiovisual. Escribe en MUNDIARIO, donde también coordina el área de Política & Economía y la edición AMÉRICA. @mundiario

Rusia podría haber estado agitando la crisis de los chalecos amarillos en Francia. El Gobierno francés y los servicios de comunicaciones estratégicas de la Unión Europea han iniciado una investigación tras determinar que, tal como ocurrió en su momento con el conflicto de Cataluña, los medios estatales rusos han difundido información falsa o exagerada para agravar la crisis.

Los expertos han asegurado que el Kremlin continúa liderando una estrategia de desinformación cuyo único objetivo es “amplificar cualquier protesta que dañe a las autoridades europeas, tratando de propagar el caos y difundir un mensaje de odio”, tal como ha explicado Jakub Kalenski, analista principal en el Think Tank Atlantic Council. “El caso más similar  al de los chalecos amarillos el de la crisis independentista catalana, que fue un pretexto para atacar a las instituciones democráticas europeas”, sostiene.

En esa línea, los encargados de la investigación destacan que medios como RT como Sputnik -ambos financiados por el Kremlin- han estado publicado informaciones y vídeos sobre las protestas, haciendo un especial énfasis en detalles llamativos como que la Policía francesa le ha dado la espalda al presidente francés, Emmanuel Macron, y se ha alineado con las protestas populistas contra su Gobierno, destaca el diario ABC.

Además, el prestigioso diario británico The Times ha afirmado que en la red social Twitter han aparecido cientos de cuentas vinculadas con Rusia, en las cuales se publicaron más de 1.500 mensajes para "exagerar la escala de protestas callejeras" en Francia.

El asunto es sencillo: el caos viene por la autenticidad y la certeza del contenido más compartido en redes sociales, y no por el volumen de las publicaciones.

Por su parte, Moscú ha asegurado que "las afirmaciones de que Rusia está implicada son calumniosas". "No nos hemos entrometido ni pensamos entrometernos en los asuntos internos de otros países, entre ellos Francia", ha dicho el portavoz de la Presidencia rusa, Dmitri Peskov. @mundiario