Rusia aprueba una ley que permite castigar con hasta 15 años de cárcel las "noticias falsas"

Restos de un convoy militar en Ucrania. / Facebook: Servicio Estatal de Comunicaciones Especiales y Protección de la Información de Ucrania.
Restos de un vehículo militar en Ucrania. / RR SS
El Kremlin ha bloqueado el acceso a medios internacionales como la BBC, Deutsche Welle, Voice of America o Radio Free Europe y, poco después, a la lista se han sumado las redes sociales Facebook y Twitter. 
Rusia aprueba una ley que permite castigar con hasta 15 años de cárcel las "noticias falsas"

Guerra de información. Las dos cámaras del Parlamento ruso han validado este viernes un proyecto de ley –firmado previamente por el presidente, Vladímir Putin-, que prevé castigar con hasta 15 años de cárcel la difusión de "información falsa" sobre las tropas rusas en el conflicto con Ucrania, así como el apoyo a las sanciones internacionales contra Moscú. El mismo día, el Kremlin ha bloqueado el acceso a medios internacionales como la BBC, Deutsche Welle, Voice of America o Radio Free Europe y, poco después, a la lista se han sumado las redes sociales Facebook y Twitter. 

“Es posible que desde literalmente mañana (sábado 5 de marzo) las normas castiguen, y muy severamente, a aquellos que mintieron e hicieron declaraciones que han desacreditado a nuestras fuerzas armadas”, ha advertido el presidente de la Duma Estatal, Viacheslav Volodin. “Hacemos esto para proteger la verdad. Si Rusia no hubiera lanzado una operación especial de mantenimiento de paz, en Ucrania habría arrancado una guerra desatada por la OTAN”, ha añadido, según expone un comunicado difundido por la Cámara Baja.

15 años de cárcel y multas de unos 12.000 euros

El texto adoptado por unanimidad en el Parlamento ruso contempla penas de hasta tres años de prisión y multas por 300.000 rublos (unos 2.400 euros) para quienes difundan información “deliberadamente falsa” y “desacrediten en público a las Fuerzas Armadas de la Federación de Rusia”. Pero la nueva norma enmarca agravantes que podrían multiplicar hasta cinco veces la duración de la condena. "Si las falsificaciones provocan consecuencias graves, amenazan con penas de cárcel de hasta 15 años", ha destacado la Duma en el comunicado.

Entre otras cosas, la ley establece que las “noticias falsas” difundidas por cargos oficiales rusos por “enemistad política, ideológica, nacional o religiosa” serán castigadas con penas de hasta 10 años de prisión. La ley ha sido aprobada días después de que el director del Consejo de Exteriores, Andréi Kortunov, calificará como “una vergüenza” el conflicto en una entrevista con Sky News. El apoyo a las sanciones que otros países han impuesto a la economía rusa o a sus altos cargos también sería penado con hasta tres años de prisión o trabajos forzosos y una multa.

Bloqueo a medios extranjeros

El jefe de la BBC, Tim Davie, ha denunciado que la nueva ley -que apunta a cualquier persona- criminalizará el periodismo. En consecuencia, la cadena británica ha anunciado este mismo viernes que dejará de informar desde Rusia hasta entender el alcance que la norma podría tener sobre los periodistas que trabajan en el terreno. La cadena estadounidense CNN ha tomado la misma decisión.

"No nos deja otra opción que suspender temporalmente el trabajo de todos los periodistas de BBC News y su personal de apoyo dentro de la Federación Rusa mientras evaluamos todas las implicaciones de este inoportuno acontecimiento", ha explicado Davie en un comunicado. En el otro extremo, varios países occidentales han prohibido las cadenas rusas RT y Sputnik, a las que la Unión Europea acusa de “desinformación sistemática” sobre la guerra en Ucrania.

 

A la dura ley aprobada este viernes se ha sumado, además, el bloqueo a numerosos medios comunicación occidentales “por la difusión sistemática de materiales que contenían información falsa sobre la esencia de la operación militar especial en Ucrania”, según ha asegurado Roskomnadzor, el supervisor ruso de las telecomunicaciones. 

Desde ahora, quienes intenten acceder desde territorio ruso a medios como la cadena británica BBC, la alemana Deutsche Welle, las estadounidenses Voice of America y Radio Free Europe/Radio Liberty e incluso a Meduza, un medio creado por periodistas rusos con sede en Letonia se toparán con un mensaje que anuncia que el acceso ha sido “bloqueado”, ya que “la dirección web forma parte del registro de sitios de información cuya difusión está prohibida en la Federación de Rusia”.

Ante esto, la BBC ha anunciado que empezara a emitir cuatro horas diarias de noticias en inglés por radio de onda corta en Ucrania y partes de Rusia, una tecnología anticuada que se utilizaba durante la Guerra Fría. "A menudo se dice que la verdad es la primera víctima de la guerra. En un conflicto donde abunda la desinformación y la propaganda, existe una clara necesidad de noticias fácticas e independientes en las que la gente pueda confiar", ha subrayado Davie. "Seguiremos dando al pueblo ruso acceso a la verdad, como podamos".

El silencio informativo alcanza también a medios rusos como el canal independiente Dozhd, que el jueves cesó sus emisiones tras haber sido bloqueado por el mismo motivo; o la radio Eco de Moscú, un histórico medio con 32 años de historia que ese mismo día anunció su liquidación tras haber sido vetada en las ondas y en internet, desliza El País.

Facebook y Twitter

El regulador Roskomnadzor ha bloqueado así mismo el acceso en Rusia a las redes sociales Facebook y Twitter, en respuesta a la “censura” de cuentas de medios rusos en medio de la ofensiva militar del Kremlin en Ucrania. “El 4 de marzo se decidió bloquear el acceso a la red social Facebook, controlada por Meta, en el territorio de la Federación Rusa”, ha señalado el controlador ruso, según recoge la agencia Interfax.

De acuerdo con la Oficina del Fiscal General de Rusia, la plataforma “ilegalmente restringió la difusión a través de usuarios de internet de información socialmente importante en el territorio de la Federación Rusa, incluidos mensajes y materiales de medios registrados, en conexión con la imposición de sanciones políticas y económicas por parte de países extranjeros con respecto a Rusia”. Las autoridades rusas consideran que las redes sociales han violado el artículo 29 de la Constitución rusa, que garantiza el derecho de los ciudadanos a acceder libremente, recibir, transmitir, producir y difundir información de manera legal, ha insistido la Fiscalía. @mundiario

Rusia aprueba una ley que permite castigar con hasta 15 años de cárcel las "noticias falsas"
Comentarios