Buscar

MUNDIARIO

Rusia aplica una sanción a la Unión Europea por proteger a Navalny

El presidente Vladimir Putin confronta con Bruselas tras los cuestionamientos de un posible envenenamiento del líder opositor. En la víspera había convocado diplomáticos de Alemania, Francia y Suecia.  
Rusia aplica una sanción a la Unión Europea por proteger a Navalny
Vladímir Putin. Gobierno de Rusia.
Vladímir Putin. Gobierno de Rusia.

Una nueva tensión entre Rusia y la Unión Europea. El presidente Vladimir Putin ha ordenado que se le aplique una serie de sanciones a funcionarios de Bruselas tras los cuestionamientos por el presunto envenenamiento del líder opositor, Alexei Navalny.

El Ministerio de Relaciones Exteriores indicó que Moscú “decidió ampliar la lista de representantes de los estados e instituciones miembros de la UE a quienes se les negará la entrada a Rusia”.

La decisión del Kremlin se produjo un día después de que Navalny, de 44 años, dijera que se había hecho pasar por un funcionario del Consejo de Seguridad del Kremlin y obtuvo una admisión de culpabilidad de un experto en toxinas del servicio de seguridad FSB.

Además, tras esta declaración de Navalny, Moscú convocó a varios diplomáticos de alto rango de la UE antes de anunciar las nuevas prohibiciones de viaje al gigante euroasiático, que responden a medidas impuestas por el bloque en octubre y que calificó como “confrontativas”.

Como se recuerda, luego de colapsar en un vuelo interno en Rusia en agosto, el activista anticorrupción fue trasladado en avión para recibir tratamiento a Alemania, donde los laboratorios concluyeron que fue envenenado con Novichok, un agente nervioso de diseño soviético.

A pesar de las confirmaciones del envenenamiento y las acciones del bloque supranacional, el portavoz del presidente Vladimir Putin describió el martes a Navalny como un hombre “enfermo” que sufría de “delirios de persecución” y también exhibía “rasgos de megalomanía”.

“Dicen que se compara con Jesús”, dijo Dmitry Peskov. Agregó que el líder de la oposición tenía una fijación “freudiana” en su propia entrepierna. @mundiario