Rusia ataca Kiev y Lviv tras perder su buque insignia en el mar Negro

Soldados estadounidenses y ucranianos. / Twitter @entre_guerras_
Soldados estadounidenses y ucranianos. / Twitter @entre_guerras_

Moscú advierte a Washington de que el Kremlin tomará acciones si Occidente sigue armando a Ucrania.

Rusia ataca Kiev y Lviv tras perder su buque insignia en el mar Negro

Una carta diplomática enviada por Rusia a EE UU esta semana avisa a Washington de que, de continuar brindando armas y equipos a las tropas ucranianas, que llevan 51 días luchando contra la ofensiva rusa en su país, habrá “consecuencias impredecibles” respecto a la seguridad nacional e internacional.

La información fue filtrada este viernes por The Washington Post, uno de los rotativos más prestigiosos de EE UU, quien informó que este martes la Casa Blanca había recibido una misiva de parte de la embajada rusa en Washington al Departamento de Estado estadounidense, un documento el cual la cadena CNN afirmó también haber tenido acceso horas antes de conocerse la noticia.

El documento filtrado, titulado Sobre las preocupaciones de Rusia en el contexto de los suministros masivos de armas y equipo militar al régimen de Kiev, Rusia deja clara su petición de que EE UU y la Organización del Tratado del Atlántico Norte (OTAN), “detengan la militarización irresponsable de Ucrania”.

Un alto cargo anónimo de la administración del presidente Joe Biden, asegura que “lo que los rusos tratan de decirnos de forma privada es justo lo que han dicho al mundo en público, que la enorme cantidad de asistencia que hemos proporcionado a nuestros socios ucranios está siendo extraordinariamente efectiva”, según recoge el Post.

Biden señala que el armamento es "crucial"

Este miércoles el presidente Joe Biden, en una conversación con su homólogo ucraniano, Volodímir Zelenski, había anunciado el envío de un paquete adicional de asistencia militar, por un valor de 800 millones de dólares, con armamento más letal ante la inminencia de un ataque ruso más enfocado e intenso en la región separatista del Donbás.

Tras hablar con Zelenski, Biden liberó un comunicado en el que afirmaba que las armas estadounidenses y de los demás países occidentales, enviadas a Ucrania, han sido “cruciales” para que Ucrania resista a la ofensiva rusa hasta el momento, y que ello ha ocasionado un daño “devastador” en los objetivos que se ha planteado Rusia para su invasión, que no contemplaba una resistencia que fuera capaz de frenar su avance.

EE UU envía material más letal

De acuerdo con la lista que ha difundido el Pentágono, el nuevo paquete de asistencia militar incluye, por primera vez desde el inicio de la invasión el 24 de febrero, 18 cañones Howitzers de 155 milímetros y 40.000 municiones, 10 radares antiartillería tipo AN/TPQ-36 y dos de vigilancia aérea AN/MPQ-54.

Además, Ucrania será suministrada con 300 de los populares y letales drones Switchblade (con capacidad de ojivas antiblindados), 500 misiles antitanques Javelin, 200 carros blindados para transporte de las tropas, 100 vehículos acorazados ligeros Humvees, 11 helicópteros Mi-17, 30.000 cascos y uniformes blindados, junto a 2.000 prismáticos (binoculares) láser y ópticos.

También es resaltante que otra parte de los materiales que EE UU envía, son también equipos de protección ante los ya advertidos ataques químicos, biológicos y nucleares que Rusia pueda desplegar, así como protección de embarcaciones no tripuladas de defensa costera.

Rusia ataca Kiev y Lviv tras perder su buque insignia en el mar Negro
Comentarios