Rumores de golpe se solapan con el caos político, económico y social en Venezuela

Los detenidos tras el alzamiento, según el Gobierno de Maduro.
Los detenidos tras el alzamiento, según el Gobierno de Maduro.

Tras ir a por la Asamblea Nacional y la Fiscal, el presidente Nicolás Maduro amplía su deriva totalitaria y pone ahora en el punto de mira a los 80 alcaldes de la oposición, entre ellos el español Josy Fernández, que se enfrenta a 15 meses de cárcel por no impedir las protestas ciudadanas.

Rumores de golpe se solapan con el caos político, económico y social en Venezuela

El caos sigue apoderándose de Venezuela en medio de rumores de golpe, tras el autogolpe del propio Nicolás Maduro, quien, tras ir a por la Asamblea Nacional y la Fiscal del Estado, Maduro amplía su deriva totalitaria y pone ahora en el punto de mira a los 80 alcaldes de la oposición, entre ellos el español Josy Fernández, que se enfrenta a 15 meses de cárcel por no impedir las protestas ciudadanas. Este domingo, el asalto fallido a una base militar se saldó con dos muertos y ocho detenidos.

En su programa radiotelevisado, Maduro felicitó a la Fuerza Armada Bolivariana “por la reacción inmediata que han tenido frente al ataque terrorista” en el cuartel militar Paramacay, en Valencia. “La metodología de seguridad dio como resultado (…) dos fueron abatidos por el fuego leal a la patria, uno está herido. De estos diez atacantes que quedaron en las instalaciones del Paramacay, nueve son civiles y solo uno es un teniente desertor”, dijo en su programa “Los domingos con Maduro”.

Nicolás Maduro, en su programa de televisión. / RT

Nicolás Maduro, en su programa de televisión. / RT

 

Por su parte, Luisa Ortega Díaz, removida este sábado de su cargo como Fiscal General en el primer día de funciones de la Asamblea Nacional Constituyente de Nicolás Maduro, sostuvo este domingo que en Venezuela “estamos ante un poder de facto, porque no es un gobierno, aquí no hay gobierno”.

Entre tanto, la defensa del líder opositor venezolano Leopoldo López se mostró convencida de que este fue devuelto a su arresto domiciliario, después de haber permanecido menos de una semana en una cárcel militar, gracias a la presión política y mediática que se produjo a nivel internacional.

Una de las víctimas de este domingo, Ramón Rivas, de 51 años, falleció por un balazo recibido en el tórax mientras manifestaba en la avenida Bolívar, informaron fuentes médicas al diario El Estímulo. Rivas, un miembro del partido opositor Avanzada Progresista, murió en la clínica La Viña que permanece tomada por agentes de la policía política Sebin.

El principal foco de represión fue en Naguanagua, donde un grupo de manifestantes de la autodenominada “Resistencia” se enfrentaron con los guardias nacionales. El asalto militar ocurrió a las 3 y 50 de la madrugada del domingo. Los enfrentamientos entre los asaltantes y efectivos militares se prolongaron en horas de la mañana dentro del fuerte, donde se encontraron fuertes detonaciones. Periodistas de Valencia denunciaron la agresión por la Guardia Nacional Bolivariana contra el vehículo que utilizaban para cubrir el asalto. Acusaron a los militares de pinchar las cuatro ruedas y romper el parabrisas del vehículo.

Rumores de golpe se solapan con el caos político, económico y social en Venezuela
Comentarios