Robles asegura que el espionaje a Sánchez no afectó la seguridad nacional

Margarita Robles, ministra de Defensa. / Congreso de los Diputados
Margarita Robles, ministra de Defensa. / Congreso de los Diputados
La ministra de Defensa sostiene que en los móviles del presidente y otros miembros del Gobierno "no había información clasificada", pero las infecciones sí pudieron vulnerar su intimidad.
Robles asegura que el espionaje a Sánchez no afectó la seguridad nacional

La ministra de Defensa de España, Margarita Robles, ha declarado este lunes que el espionaje realizado en 2021 con el software Pegasus a los teléfonos móviles del presidente Pedro Sánchez y otros miembros del Gobierno no comprometió la seguridad nacional. Durante su comparecencia ante la Comisión Mixta de Seguridad Nacional, Robles aseguró que los dispositivos afectados no contenían documentación clasificada como reservada o secreta, aunque reconoció que la privacidad y datos personales de los usuarios sí pudieron verse comprometidos.

En su intervención, Robles informó que, además del presidente Sánchez, los móviles del ministro del Interior, Fernando Grande-Marlaska; el ministro de Agricultura, Luis Planas; y ella misma, fueron infectados con el software espía. La ministra recordó que fue el propio Gobierno quien denunció el espionaje en mayo de 2022, y que el caso está siendo investigado por el Juzgado Central de Instrucción número 4 de la Audiencia Nacional. Este hecho, señaló, limita la cantidad de información que puede proporcionar a los parlamentarios debido a la investigación en curso.

Robles enfatizó que "no existe ningún dato que vincule (la información extraída de los móviles de los miembros del Gobierno] con una supuesta quiebra de la seguridad nacional", según la legislación española. Como evidencia, mencionó que cuando el juez instructor solicitó la desclasificación de todos los informes relacionados con el caso en mayo y agosto de 2022, el Gobierno respondió que no era necesario ya que no había información clasificada involucrada.

El informe del sumario revela que el móvil del presidente Pedro Sánchez fue atacado en varias ocasiones entre octubre de 2020 y diciembre de 2021, siendo la primera infiltración significativa entre el 19 y el 21 de mayo de 2021, donde se extrajeron 2,57 gigabytes de información. El teléfono de Robles fue atacado cuatro veces entre mayo y octubre de 2021; el de Grande-Marlaska, dos veces en junio de 2021; y el de Planas, una vez en junio de 2021.

Colaboración con la investigación

La ministra subrayó que el Gobierno está plenamente colaborando con la autoridad judicial para identificar a los responsables detrás de estas infecciones. Aunque se han hecho especulaciones sobre la posible implicación de Marruecos, Robles se abstuvo de confirmar o negar esta hipótesis, afirmando que no puede ni debe especular sobre la autoría.

El juez José Luis Calama reabrió la investigación después de recibir una orden europea de investigación de París relacionada con el espionaje a políticos, periodistas y ONG francesas con Pegasus. La ministra destacó que el Centro Criptológico Nacional (CCN), dependiente del CNI, está realizando un informe técnico para comparar las conclusiones de la investigación francesa con las de la española y determinar si el autor del espionaje es el mismo.

Robles finalizó su comparecencia reiterando el compromiso del Gobierno en esclarecer este caso de espionaje y proteger la seguridad y privacidad de sus miembros. Mientras la investigación continúa, el foco se mantiene en identificar a los responsables y prevenir futuros incidentes de este tipo. La situación sigue generando atención y preocupación, tanto a nivel nacional como internacional, debido a las implicaciones de seguridad y privacidad involucradas. @mundiario

Comentarios