Buscar

MUNDIARIO

El rey y Pedro Sánchez se reunirán nueve días después de la fuga de Juan Carlos

El presidente Pedro Sánchez y el rey Felipe VI han creado una especie de alianza política e institucional entre el Gobierno y la Corona para evitar que la monarquía sucumba ante la creciente presión social.
El rey y Pedro Sánchez se reunirán nueve días después de la fuga de Juan Carlos
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey de España, Felipe VI / elespanol.es
El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, y el rey de España, Felipe VI / elespanol.es

A pesar de que la corrupción ya es un fenómeno que se ha instalado de forma endémica en el Estado español, concretamente, en un sector de la Corona, el Gobierno trata de desmarcarse lo más que pueda para seguir avanzando en su política de coordinación institucional con el objetivo de reconstruir el estado de relativa estabilidad social y económica que España ha perdido por el shock de la pandemia de coronavirus, que ha generado focos de crisis socioeconómicas en las familias y la peor recesión de la historia nacional desde la Gran Depresión de 1929.

Y es que el rey de España, Felipe VI, recibirá este miércoles en una audiencia al presidente del Gobierno, Pedro Sánchez, para una cita en Palma que supone la primera ocasión en la que se les verá juntos públicamente desde que hace nueve días se comunicara la salida de España del ex rey emérito Juan Carlos, padre del actual monarca.


Quizás también te interese:

Sánchez cree que los confinamientos parciales son “la mejor defensa en esta fase”


La trama de corrupción que se descubrió tras la casi confirmada participación de Juan Carlos I en un esquema de sobrefacturaciones que lo beneficiaba a él por su intermediación política en la adjudicación a empresas españolas de una serie de jugosos contratos destinados a la construcción de una ruta comunicante entre las ciudades de La Meca y Medina, en Arabia Saudita. 

El Palacio de Marivent será el escenario de esta reunión, la tercera con Felipe VI a la que asiste Sánchez en Palma, pues ya había acudido a ese recinto en su toma de investidura en el verano de 2018 tras triunfar en el Congreso la moción de censura que el propio Sánchez presentó en ese momento por el delito de corrupción contra el entonces presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, predecesor del actual mandatario socialista. 

El presidente Pedro Sánchez y el rey Felipe VI han creado una especie de alianza política e institucional entre el Gobierno y la Corona para evitar que la monarquía sucumba ante la creciente presión social de los españoles y la presión política que los sectores opositores radicales y ultranacionalistas le interponen al jefe del Ejecutivo para que España entre en una nueva fase histórica como República a fin de recuperar la estabilidad económica sin la injerencia administrativa del Rey en los recursos que la sociedad española exige para tener un Estado del bienestar y salir de la crisis implícita que la golpea desde 2009. @mundiario