La Revolución de los Claveles, protagonista de O 25 de Abril en Portugal

El libro Portugal depois da revolução dos capitães, del periodista Wilfred Burchett. / Mundiario
El libro Portugal depois da revolução dos capitães, del periodista Wilfred Burchett. / Mundiario

A raíz del 25 de Abril –1974–, todas las provincias portuguesas no europeas –excepto Madeira y Macao– lograron su independencia antes de concluir 1975. Tras una larga guerra en lo que hoy son Angola y Mozambique, Portugal se convirtió en un Estado democrático y de derecho.

La Revolución de los Claveles, protagonista de O 25 de Abril en Portugal

Nuevo aniversario de la Revolução dos Cravos. La conversación entre un militar portugués y una camarera terminó con un pequeño gesto que se convertiría en un gran símbolo: a falta de tabaco, Celeste Martins Caseiro entregó al soldado un clavel. La flor que terminó dando nombre a la Revolución de los Claveles, la flor que puso fin a más de 40 años de dictadura en el país vecino. Este 25 de Abril se cumplen 46 años de la llamada Revolução dos Cravos, la revolución de los claveles que provocó la caída del Gobierno y restauró la democracia en Portugal casi cincuenta años después de que se instaurara la dictadura salazarista.

La Revolución de los Claveles –en portugués, Revolução dos Cravos o, más frecuentemente, O 25 de Abril– es el nombre dado al levantamiento militar ocurrido el 25 de abril de 1974 en Portugal, donde no se convocaban elecciones democráticas desde 1925. El fin de aquel Gobierno del 74, conocido hasta entonces como Estado Nuevo, restauró la democracia y permitió que todas las provincias portuguesas no europeas (excepto Madeira y Macao) lograran su independencia antes de concluir 1975. Tras una larga guerra en lo que hoy son Angola y Mozambique, Portugal se convirtió en un Estado democrático y de derecho, socio de la Unión Europea desde 1986.

Grándola, vila morena. / Zeca Afonso en YouTube 

¿Qué pasó en el golpe de O 25 de Abril?

Eran las 0.30 horas del 25 de abril cuando en Radio Renascença sonaron las célebres estrofas cantadas por José Afonso: "Grándola, vila morena / Terra da fraternidade / O povo é quem mais ordena / Dentro de ti, ó cidade". Se desencadenaba a partir de ese momento un amplio movimiento militar, bien coordinado por el Movimiento de las Fuerzas Armadas (MFA), sobre todo en Lisboa, que se apodera de los puntos neurálgicos de la capital. A su vez, el MFA emite un comunicado por medio de la emisora Rádio Clube Português con un texto histórico: "Se informa al país de que las Fuerzas Armadas han desencadenado en la madrugada de hoy una serie de acciones con vistas a la liberación del país del régimen que desde hace ya largo tiempo lo domina".

La resistencia encontrada fue mínima y solo se produjeron tiroteos en torno a la sede de la Dirección General de Seguridad y de la PIDE que se saldaron cuatro muertos y medio centenar de heridos. También hubo algunos incidentes frente a los reductos salazaristas del diario Época, de la sede de la Legión Portuguesa y de las oficinas de la Comisión de Examen Previo, encargada de la censura.

Pronto quedó patente el civismo de los portugueses y no hubo ajustes de cuentas, ni paseos, ni violencias contra los salazaristas, quienes, una vez identificados, fueron entregados a las tropas afines al Movimiento de las Fuerzas Armadas.

Finalmente, a las 17.45 horas de aquel histórico 25 de Abril se produce la rendición del primer ministro Marcelo Caetano, que había relevado a António de Oliveira Salazar y que dio paso a Adelino da Palma Carlos. Por su parte, António de Spínola fue el primer presidente de la República Portuguesa tras el golpe de Estado de 1974 que acabó con la dictadura salazarista al caer el almirante Americo Thomas. António de Spínola renunció meses después para dar paso a Francisco da Costa Gomes. Tras las presidenciales de 1976 sería elegido presidente de la República António Ramalho Eanes, que estuvo en el cargo hasta1986, tras ser reelegido.

El libro Portugal depois da revolução dos capitães (Portugal tras la revolución de los capitanes), del periodista Wilfred Burchett, editado por Seara Nueva en1975, constituye un análisis profundo del proceso revolucionario iniciado el 25 de Abril de 1974 con el derrumbe del régimen del Estado Nuevo liderado por Marcello Caetano y que, bajo la orientación y conducción de los militares, llevaría la elecciones libres pluripartidarias. 

El periodista australiano Wilfred Burchett, fallecido en Bulgaria en 1983, a los 72 años de edad, se había consagrado como periodista en 1940. Conocido por sus simpatías por los comunistas, era especialista en temas vietnamitas. Durante la segunda guerra mundial, como corresponsal del Daily Express, de Londres, Wilfred Burchett cubrió las operaciones en el Pacífico, y tras la derrota de los japoneses se trasladó a Hiroshima, siendo el primer periodista que pudo describir la devastación ocasionada por la bomba atómica. Después de residir en Vietnam, Camboya y París se trasladó a Sofía. @mundiario

La Revolución de los Claveles, protagonista de O 25 de Abril en Portugal
Comentarios