¿Por qué resulta tan sorprendente el retrato de Francisco Vázquez que se acaba de presentar?

15578482_1065144820261969_4317685631923455998_n [640x480]
Cuadro de Francisco Vázquez: embajador con bastón de alcalde.

Resulta poco congruente que el ex alcalde de A Coruña mezcle al tiempo su cargo como edil con el de embajador, incorporando al uniforme diplomático el bastón de regidor local, cuando son dos etapas separadas. De ahí que extrañe el atuendo elegido.

¿Por qué resulta tan sorprendente el retrato de Francisco Vázquez que se acaba de presentar?

En las redes sociales han corrido como la pólvora los comentarios sobre el retrato de Francisco Vázquez, ex alcalde de A Coruña, con traje de diplomático de rango y con el bastón de alcalde, que se incorpora a la galería de alcaldes de la ciudad.

Francisco Vázquez confesó, en el acto de presentación del cuadro que había pensado que el retrato nunca vería la luz en la sede del Ayuntamiento del que fuera primer edil, por lo que agradeció especialmente lo que calificó de generosidad del alcalde actual, Xulio Ferreiro.

Francisco Vázquez y Xulio Ferreiro.

Francisco Vázquez y Xulio Ferreiro.

Vázquez, con su habitual sentido del humor, comentó en el acto celebrado hace unos días en el salón de plenos del Palacio de María Pita: "Nunca es tarde si la dicha es buena", en realidad se temía que ese momento nunca llegaría, luego de que sus sucesores inmediatos interrumpieron la tradición de ir enriqueciendo al galería de ex alcalde con sus efigies.

2005529204514 [640x480]

Francisco Vázquez con la faja de alcalde de su creación

 

El cuadro se inició hace ocho años, en los que evidentemente el rostro de Vázquez conoce el paso del tiempo, por lo que surgió la inevitable broma de compararlo con el célebre retrato de “Dorian Gray”, que envejecía mientras el personaje seguía eternamente joven.

Pero, ¿qué tiene de sorprendente este retrato? Primero, Francisco Vázquez no es diplomático de carrera, sino político, cosa que no gusta mucho en el elitista cuerpo de Exteriores. Además, su nombramiento y ejercicio fue posterior al largo periodo de alcalde, por lo que el atuendo no se corresponde con el periodo que evoca. Pero hay otras incongruencias, ya que aparece vestido de embajador con el bastón de alcalde, cosas ambas no compatibles y que no ocurrieron como tales. Los diplomáticos llevan un espadín de gala.

El que fuera uno de los antecesores de Vázquez en la ciudad eterna, el embajador de carrera Carlos Abella, me contó que el personal de la embajada gastó una broma al ex alcalde de A Coruña, cuando éste se presentó ante el Papa, Benedicto XVI, ya que no le dijeron que la banda que luce cae de derecha a izquierda, y en la foto la luce al revés, aparte de que en el frac se debe ser muy discreto en el uso de condecoraciones (en miniatura) para no parecer el presidente de una república bananera.

Paco embajador [640x480]

Vázquez con la banda al revés

 

Vázquez ha gustado siempre del ceremonial y protocolo. Bajo su mandato como alcalde recreó los uniformes y presencia de la Milicia Honrada de A Coruña y la Guardia Urbana a la Federica, lo que daba gran vistosidad a los actos solemnes municipales. A la Ofrenda al Antiguo Reino de Galicia iba siempre de chaqué y acompañado de dicha guardia. Ciertamente, mostraba enorme sensibilidad para el ceremonial y el protocolo, y aparte del tradicional bastón y medalla creó una especie de faja carmesí como distintivo del alcalde.

Lo cierto es que Vázquez tiene tantas condecoraciones que no podría llevarlas todas al tiempo. Posiblemente, entre las que más estime y luce sea la Orden del Imperio Británico, que le fue otorgada por el cariño con que la ciudad cuida la tumba de Sir John Moore, muerto en la batalla de Elviña; pero además posee la gran cruz de la Orden de Isabel la Católica, la del Mérito Civil, la de Alfonso X el sabio, la del Mérito Constitucional; las grandes cruces al Mérito Militar y Naval, y otra serie variada de rangos diversos: Gran cruz de la Orden de Malta, la de Orden de San Pío IX, la de la Sagrada Orden Militar Constantiniana de San Jorge, gran cruz Fidélitas, la Orden Real del príncipe Danilo I (Montenegro). Y aparte de todo eso, Medalla de Oro de A Coruña, gran maestre de honor de la Orden de Caballeros de María Pita. También recibió el Premio Fernández Latorre y hasta es hijo predilecto de A Coruña.

Paco chaqué [640x480]

Vázquez en sus tiempos de alcalde de A Coruña.

De todos modos, el acto institucional de A Coruña ha sorprendido para bien y Vázquez y Ferreiro se dedicaron elogios corteses. En su expresión de agradecimiento, Vázquez dijo a Ferreiro: "No tengo ninguna duda de tu voluntad de ser el alcalde de todos los coruñeses", y en el mismo torno versallesco, el actual regidor replicó que había entendido "con lealtad institucional, que tanto los retratos de Francisco Vázquez como de Javier Losada, que dejaron la Alcaldía hace diez y seis años respectivamente, deberían estar colgados en los pasillos de María Pita y que ambos representan una época con la que hay que tener un diálogo crítico pero que es parte de lo que es la ciudad.

¿Por qué resulta tan sorprendente el retrato de Francisco Vázquez que se acaba de presentar?
Comentarios