Los restos de Isabel II reposan junto a los del duque de Edimburgo

Funeral de la reina Isabel II en la Abadía de Westminster. / Casa Real
Funeral de la reina Isabel II en la Abadía de Westminster. / Casa Real

La monarca ha sido sepultada en una reunión íntima de la monarquía, en la cripta de la capilla de San Jorge, junto a su esposo, sus padres y su hermana Margarita.

Los restos de Isabel II reposan junto a los del duque de Edimburgo

Los restos de la reina Isabel II ya reposan junto a los de su marido Felipe, el príncipe y duque de Edimburgo, quien fuera compañero de la reina eterna por más de 70 años. Su cuerpo ha sido enterrado en la cripta de la capilla de San Jorge, en el Castillo de Windsor, donde la familia real ha podido despedirse definitivamente de la monarca.

Las páginas y cuentas oficiales de la Casa Real han informado de que “los restos de la reina han sido sepultados junto a los del duque de Edimburgo”, después de que se celebrara la ceremonia religiosa privada en la que asistieron los miembros de la familia real y representantes de las demás monarquías europeas.

La ceremonia ha sido el último rezo de este periodo por la monarca, donde han participado sus hijos, nietos y familiares, que ha sido un encuentro mucho más íntimo. Tras ello su cuerpo ha sido depositado en la misma cripta donde descansan su marido, su hermana Margarita, su madre y su padre, el rey Jorge VI.

En la mañana se había celebrado el funeral de Estado de la reina Isabel II, en la Abadía de Westminster, donde unos 2.000 invitados le han dado el último adiós. Durante las exequias de la monarca, Westminster se convirtió en el epicentro del poder mundial, por haber reunido a más de 500 líderes de todo el mundo y personalidades de gran importancia a nivel global.

Finaliza el funeral de Estado de Isabel II

Así culminan 10 días de homenajes en torno a la reina Isabel, fallecida a los 96 años el 8 de septiembre, en el Castillo de Balmoral en Escocia. En los últimos cinco días su féretro ha podido ser visitado por alrededor de 750.000 personas, en capilla ardiente las 24 horas, en medio de uno de los mayores eventos que ha conmocionado a la sociedad británica.

Tras el entierro arranca la semana de luto oficial por la muerte de la reina. Únicamente afecta a la familia real y a sus instituciones, pero expertos han asegurado que será también un plazo para que la sociedad pueda llevar la transición tras el sepelio.

De esta manera ha finalizado uno de los eventos más multitudinarios que ha arropado Londres alguna vez. Cientos de líderes como el presidente estadounidense Joe Biden, el francés Emmanuel Macron o el propio rey de España, Felipe VI, han dado el último adiós a quien ha sido una constante para el Reino Unido y el mundo entero, que apenas comenzarán a aprender a vivir sin ella y a adaptarse a los cambios que deja su partida.  @mundiario

Los restos de Isabel II reposan junto a los del duque de Edimburgo
Comentarios