Los restos de Francisco Franco serán exhumados este jueves en la mañana

Imagen del Valle de los Caídos.
Imagen del Valle de los Caídos.
El Gobierno mismo anuncia la fecha y se espera que los restos sean trasladados en helicóptero por motivos de seguridad.
Los restos de Francisco Franco serán exhumados este jueves en la mañana

Los restos de Franciso Franco serán exhumados del Valle de los Caídos el jueves de esta semana. El Gobierno de Pedro Sánchez ha confirmado que la exhumación se llevará a cabo ese día  a las 10.30 de la mañana y se hará de inmediato el traslado hacia el cementerio municipal de El Pardo-Mingorrubio, siempre en Madrid.

Sánchez ha trabajado a toda máquina para agilizar el proyecto y apurar los plazos pues el periodo para su realización expiraba el viernes 25. La crisis desatada en Cataluña ha obstaculizado el proyecto, pero al final todo se ha podido terminar en buen tiempo. Los restos de Franco podrían ser trasladados en helicóptero a fin de recorrer lo más rápido posible esos 50 kilómetros entre el Valle de los Caídos y el cementerio en cuestión, evitando de paso cualquier manifestación de seguidores franquistas.

Desde La Moncloa se comunicó de esto a la familia de Franco antes que a los medios de comunicación. Al conocer la noticia, los familiares, mediante su abogado Luis Felipe Utrera Molina, han pedido que se le conceda al dictador honores de Estado, algo que el Gobierno rechazó tajantemente. "Eso es ciencia ficción", se aventuró a decir Pedro Sánchez en una entrevista.

El más reciente capítulo de la novela entre los Franco y el Ejecutivo llegó luego de que uno de los nietos del fallecido pidiera que el ataúd de su abuelo fuera decorado con una bandera de España, algo a lo que el equipo de Sánchez respondió que no era posible, al menos en el lugar donde se encuentran los restos actualmente, pues el Gobierno coordina los movimientos en él. Una vez esté en el cementerio, la petición podría cumplirse pues se tratará de una ceremonia más íntima y la familia podrá decorar el féretro con la bandera que quieran.

Esta exhumación llega poco más de dos semanas antes de las elecciones del 10 de noviembre. El PSOE lo ve como una buena maniobra para levantar el ánimo de sus seguidores y militantes en un momento de alta tensión, donde la situación en Cataluña ha dejado en estado de shock a todo el país.

Pedro Sánchez logra de esta forma lo que ni Felipe Gonzáles ni José Luis Rodríguez Zapatero lograron en su momento pese a que gobernaron durante más tiempo que el actual presidente en funciones.

Zapatero lo intentó en más de una ocasión pero fracasó siempre, y a lo más que llegó fue a dejar un documento redactado por expertos en el que éstos daban recomendaciones de cómo debía hacerse la exhumación. Mariano Rajoy nunca dio pistas de hacer algo al respecto, pues el Partido Popular, de hecho, se opuso de lleno a semejante proyecto. El actual jefe del partido, Pablo Casado, ha admitido de que el tema le resulta incómodo pues en su familia hay republicanos represaliados. Al momento en que la ley se votó en el Congreso, tanto el PP como Ciudadanos se abstuvieron.

La exhumación se realizará luego de haber sorteado todos los obstáculos y con el fallo del Tribunal Supremo que terminó de despejar el camino. Se opuso hasta el último suspiro Santiago Cantera, prior de la abadía del Valle de los Caídos, pero a estas alturas parece haber torcido el brazo.

La familia hizo también todo lo que estuvo en sus manos para detener esta exhumación. De hecho, intentaron forzar que Franco fuera enterrado en la cripta de la catedral de La Almudena, en la capital, pero La Moncloa se negó alegando motivos de seguridad y el alto tribunal lo respaldó.

El Gobierno tardó hasta 15 meses en cumplir su promesa, pues en su momento había prometido de que todo estaría resuelto para junio del año pasado. En el Consejo de Ministros se debatió sobre si la exhumación pasaría a ser una de las banderas de la Administración actual. Se llegó incluso a meditar la posibilidad de no dejar que los medios dieran cobertura a semejante sucesos. Al final, se permitirá que los medios cubran el acontecimiento por entender que es una noticia de dimensión internacional y un momento obviamente histórico para el país. Eso sí, su presencia será solo a las afueras de la basílica.

Sánchez y su Ejecutivo temen que se difundan imágenes delicadas y poco respetuosas de la exhumación, por lo que no se le permitirá a ninguno de los presentes que ingresen móviles o cámaras. El fin de semana fue detenido un redactor de Okdiario mientras intentaba acceder a la zona a fin de esconder algún dispositivo de grabación, cita El País a eldiario.es.

Así, los periodistas estarán congregados sobre la explanad a la salida de la basílica, y podrá recoger el momento en que los restos abandonen el mausoleo que destaca desde varios kilómetros de distancia para ser trasladados al cementario de El Partido-Mingorrubio, donde le esperan los de Carmen Polo, quien fuera su esposa. De esta forma se cierra un capítulo solo para abrir uno nuevo, pues el Gobierno deberá convertir el Valle de los Caídos, construido para honrar la victoria de Franco en un museo sobre la dictadura. @mundiario

Los restos de Francisco Franco serán exhumados este jueves en la mañana
Comentarios