Los republicanos rechazan el segundo juicio político contra Trump en el Senado

Senadores republicanos votaron en contra del juicio político contra Trump. AP
Senadores republicanos votaron en contra del juicio político contra Trump. AP
Un grupo de 45 senadores republicanos ha calificado como "inconstitucional" el proceso contra el expresidente. Con ello, no habrían los votos necesarios en la Cámara alta. 
Los republicanos rechazan el segundo juicio político contra Trump en el Senado

El segundo juicio político contra Donald Trump habría nacido muerto. Ayer, 45 de los 50 senadores republicanos han votado en contra del inicio del proceso en la Cámara alta contra el expresidente, quien acusado por el delito de "incitar a la insurrección" por la fallida toma del Capitolio, el pasado 6 de enero, para bloquear la certificación de la victoria del demócrata Joe Biden como nuevo mandatario de Estados Unidos. 

El senador republicano Rand Paul presentó la solicitud para paralizar el juicio de Trump. En medio de la ceremonia de juramentación a los que abordarán la acusación contra el magnate, hizo una objeción que desconcertó a los demócratas. Indicó que el impeachment está diseñado para alguien que está en el ejercicio de su cargo en el poder y que Trump ya no está en la Casa Blanca. 

El senador de Kentucky sumó el hecho de que consideraba que “el juicio condenará a nuestro país a sumirse en las alcantarillas del rencor y las críticas, algo que nunca antes ha pasado en la historia de la nación”. Sus argumentos encontraron eco en otros 44 compañeros de bancada, entre los que estuvo, sorpresivamente, el líder conservador Mitch McConnell, quien días atrás se mostraba a favor de desterrar a Trump. 

Los que no se alinearon a los republicanos fueron Mitt Romney de Utah; Ben Sasse de Nebraska; Susan Collins de Maine; Lisa Murkowski de Alaska y Pat Toomey de Pensilvania, quienes se plegaron a los demócratas para rechazar el pedido de Paul en la Cámara alta. El segundo juicio político comenzará en la semana del 8 de febrero. Tal como estipula la norma, se necesitan 67 votos para condenar a Trump, quien, además, podría ser inhabilitado para ejercer cargos públicos en el futuro.


Quizá te interese leer más: 

El Supremo de EE UU decide archivar los juicios abiertos contra Trump


Sin embargo, pareciera que los republicanos no quieren dejar el legado de Trump. Una situación peligrosa tomando en cuenta que su supervivencia institucional como partido puede estar en jaque ante el avance del caudillismo del magnate, quien planea regresar en el 2024. @mundiario

Los republicanos rechazan el segundo juicio político contra Trump en el Senado
Comentarios