Los republicanos apartan a Liz Cheney del partido en el Congreso por criticar a Donald Trump

Liz Cheney y Donald Trump. RR SS.
Liz Cheney y Donald Trump. / RR SS.
La congresista, que hasta ahora era la mujer con mayor poder entre los republicanos de la Cámara baja, ha sido desplazada por apoyar la salida del expresidente. 
Los republicanos apartan a Liz Cheney del partido en el Congreso por criticar a Donald Trump

El partido republicano sigue rendido a los pies de Donald Trump. La formación conservadora ha decidido apartar a Liz Cheney, la mujer con mayor poder entre los republicanos de la Cámara de Representantes hasta este miércoles, por su posición crítica respecto al expresidente de Estados Unidos. 

"Voy a hacer todo lo que pueda para que el ex presidente no se acerque al Despacho Oval jamás", dijo la hija de Dick Cheney, vicepresidente de George W. Bush (2001-2009), en un discurso que provocó el abucheo de sus compañeros de filas.

La desafiante postura de la congresista derivó en una votación a puerta cerrada que se cerró con su salida de la cúpula del partido conservador, en un movimiento con el que los republicanos han confirmado que Trump será una figura clave para recuperar la mayoría en la Cámara de Representantes en las elecciones de medio mandato en 2022.

“Si quieren líderes que posibiliten y expandan mentiras destructivas, yo no soy su persona, tienen muchos otros que elegir para eso. Ese será su legado”, declaró Cheney a sus compañeros antes de la votación, que ha tenido lugar este miércoles en el Capitolio.

 

Trump, por su parte, no ha desperdiciado esta oportunidad para cargar contra su “enemiga” pública. El expresidente ha publicado un comunicado en el que afirma que Cheney es “un ser humano amargado y horrible” y que una dirigente “nociva” para el Partido Republicano, que “carece de personalidad” y no tiene “nada bueno que aportar a la política o al país”.

Tras el revés en la Cámara baja, todo parece indicar que Liz Cheney será sustituida por la representante de Nueva York, Elise Stefanik, una moderada que se pasó a las filas del trumpismo y que se ha ganado  la confianza del líder de la minoría, Kevin McCarthy.

“Después de lo sucedido hoy, lideraré la lucha para restaurar los principios conservadores en nuestro partido y en nuestra nación, derrotando al socialismo, defendiendo nuestra República, haciendo que el GOP [Great Old Party, como se conoce al Partido Republicano] vuelva a ser merecedor de ser el partido de Lincoln”, insistió Cheney en su último discurso en el Congreso. “No me quedaré sentada a mirar en silencio mientras otros llevan a nuestro partido por un camino que abandona el estado de derecho y se unen a la cruzada del expresidente para socavar nuestra democracia”, ha añadido desde el hemiciclo. “Permanecer en silencio e ignorar la mentira envalentona al mentiroso”, advirtió antes de defender que no hubo fraude en las elecciones en las que los estadounidenses eligieron como presidente al demócrata Joe Biden, y de alertar de que Washington se enfrenta a “una amenaza como nunca antes”. @mundiario 

 
 

Los republicanos apartan a Liz Cheney del partido en el Congreso por criticar a Donald Trump
Comentarios