Reprimenda del diario El País al Gobierno por el nombramiento de Oliver en Efe

Miguel Ángel Oliver. / APM
Miguel Ángel Oliver. / APM
El nombramiento del exsecretario de Estado de Comunicación produce "un daño innecesario al decoro institucional", según el diario de Prisa.
Reprimenda del diario El País al Gobierno por el nombramiento de Oliver en Efe

El Ejecutivo español, encabezado por Pedro Sánchez, ha anunciado la propuesta de Miguel Ángel Oliver como nuevo presidente de la agencia pública de noticias Efe. Oliver, exsecretario de Estado de Comunicación de La Moncloa entre 2018 y 2021, asumiría el cargo tras comunicar el cese de la periodista Gabriela Cañas, quien fue nombrada en 2020 y se convirtió en la primera mujer en presidir la mayor agencia de noticias en español a nivel mundial.

La decisión de Sánchez ha generado fuertes críticas, principalmente centradas en la percepción de falta de imparcialidad. Según el diario El País, el nombramiento dañaría la imagen tanto de la agencia como del propio Gobierno, siendo este último el responsable de establecer los estándares de decoro institucional en una democracia.

Durante su gestión como responsable de Comunicación de La Moncloa, Oliver fue criticado por proteger de manera militante al Gobierno, generando incluso protestas colectivas por intentar imponer un control previo en las preguntas al Ejecutivo, especialmente durante la pandemia. Aunque cuenta con una extensa carrera de 40 años en medios, incluyendo radio y televisión en el Grupo Prisa, editor de El País, y en Mediaset, las críticas resaltan que su cualificación profesional es irrelevante en este contexto.

La propuesta de Oliver se suma a otras controversias en nombramientos institucionales, como la ratificación del presidente del CIS, José Félix Tezanos, cuyo discurso ha generado dudas sobre la necesaria imparcialidad en un centro de estudios crucial para el debate público.

Este nuevo episodio de pérdida de credibilidad institucional profundiza las preocupaciones sobre la imagen de La Moncloa y sus consecuencias.

El Partido Popular ha expresado su indignación ante lo que consideran nombramientos partidistas, uniéndose así a las críticas que señalan la falta de interés del Gobierno en mantener la apariencia de imparcialidad en sus designaciones. El deterioro de la confianza en las instituciones y la aparente falta de rectificación por parte del Gobierno aumentan la preocupación sobre la dirección actual de la democracia española. @mundiario

Comentarios