La gestión presidencial de Pedro Pablo Kuczynski rumbo a los 100 días en Perú

Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú. / Twitter
Pedro Pablo Kuczynski, presidente de Perú. / Twitter

Lucha contra la inseguridad ciudadana, destrabar proyectos importantes en infraestructura y reactivar la situación de la economía peruana, eran sus tres pilares de gobierno. ¿Cómo se encuentran estos temas?

La gestión presidencial de Pedro Pablo Kuczynski rumbo a los 100 días en Perú

Desde que el pasado 28 de julio, el economista Pedro Pablo Kuczynski (PPK) juramentara como presidente de Perú, en su primer mensaje a la Nación, PPK brindó detalles de las acciones que iba a realizar con su gestión de cara a los cien primeros días de su permanencia en el poder. Los temas más destacados, sin duda, tenían relación con la lucha contra la inseguridad ciudadana, destrabar proyectos importantes en infraestructura y reactivar la situación de la economía peruana. Al respecto, se detallará que acciones ya se han dado.

Para empezar en inseguridad ciudadana. En sus primeros días como presidente, Kuczynski ordenó que el Ministerio del Interior, encargado de la policía peruana, fuera la primera cartera que definiera su plan estratégico para solucionar la criminalidad que, según cifras oficiales del Instituto Nacional de Estadística e Informática (INEI), existe de manera alarmante en diferentes regiones del Perú.

Al respecto, el sector Interior definió, de manera inmediata, las siguientes medidas: la  implementación de la masificación del sistema de recompensas para que los ciudadanos puedan colaborar con la justicia al dar información de personas que se encuentren requeridas por haber cometido un delito. Asimismo, la realización de 14  de los 30 megaoperativos policiales con participación de personal  de inteligencia y operaciones.  De otro lado, se dio de baja a 39 generales y se incorporó a 350 agentes más para la investigación criminal. Todo ello para combatir a la delincuencia que, hasta ahora, se espera resultados en el largo plazo.

Luego, en el segundo tema que era destrabar proyectos importantes en infraestructura, es de conocimiento público que el gobierno de Ollanta Humala dejó a la gestión de Kuczynski, seis megaproyectos de más de US$18.000 millones para su inauguración una vez que se culminen las obras. Entre ellos se destacaba la línea 2 del Metro de Lima, la red vial 6,  la segunda pista del aeropuerto Jorge Chávez y la construcción del aeropuerto de Chincheros  (Cusco).

Al respecto, para la línea 2 del Metro (Callao), se dispuso que la construcción del primer tramo de esta obra sea en tierra para reducir costos al Estado y se encuentre lista para el 2018. De otro lado, para el caso de la segunda pista del aeropuerto Jorge Chávez, se planteó la concesión por diez años más de los trabajos para culminar sin ningún tipo de irregularidades. Para la construcción del terminal aéreo de Chincheros (Cusco), se ha negociado un menor cofinanciamiento  para reducir las deudas a futuro. Y para la red vial 6 se ha ido liberando más predios con el fin de que el tramo hacia Ica se vaya finalizando. Estas decisiones se han dado con el fin de que no existan denuncias de sobrevaloraciones de obras en el futuro.

Por último, en el tercer tema que es la reactivación de la economía. Es claro que el gobierno de Ollanta Humala nos dejó en un porcentaje de un pobre 3.5% de crecimiento anual en comparación del 7% que se registraba en el 2011. Por ello, el Ejecutivo propuso – a requerimiento del Ministerio de Economía y Finanzas- al Congreso que la proyección del déficit fiscal para los próximos cinco años sea de 1% del producto bruto interno (PBI), con el fin de que salga a flote la situación financiera de Perú.

Y, precisamente, esta acción también tiene relación con el proceso de formalización de las empresas. De igual forma con el destrabe de los proyectos de inversión y también con el fortalecimiento de la Superintendencia Nacional de Aduanas y de Administración Tributaria (SUNAT). También se contempla las reorganizaciones de Pro Inversión y el SNIP.

Por todo ello, si bien las medidas que mencionamos son las principales que ha planteado el gobierno de Pedro Pablo Kuczynski hasta el momento, persiste la sensación de que esta gestión entrante pueda realizar las grandes reformas que el Estado peruano requiere, desde hace décadas, en otros sectores como la educación y la salud. Se tiene un gabinete lleno de tecnócratas que han tenido experiencia como funcionarios públicos. Así que solo está en la mente del presidente Kuczynski lograr que el Perú llegue bien al 2021, donde cumpliremos nuestro Bicentenario de la República. Ójala que al final cumpla su promesa de dejar un país más moderno hacia el futuro.

La gestión presidencial de Pedro Pablo Kuczynski rumbo a los 100 días en Perú
Comentarios