Buscar

MUNDIARIO

Renuncia el primer dirigente de Ciudadanos por el giro del partido a la derecha

Toni Roldán ha abandonado su escaño como diputado y advierte de que el proyecto de Albert Rivera representa un peligro para España.

Renuncia el primer dirigente de Ciudadanos por el giro del partido a la derecha
Antonio Roldán, exdirigente de Ciudadanos. / Twitter
Antonio Roldán, exdirigente de Ciudadanos. / Twitter

Firma

Héctor Antonio Morales

Héctor Antonio Morales

El autor, HÉCTOR ANTONIO MORALES, es colaborador de MUNDIARIO. Se formó en la Universidad Rafael Landívar de Guatemala. @mundiario

Ciudadanos ha iniciado la semana con un descalabro con la renuncia de Toni Roldán. El diputado abandona su puesto como legislador en protesta al abrupto giro a la derecha que Albert Rivera le dio a la formación naranja tras las elecciones de abril y mayo. Se trata de la primera deserción de un dirigente de la agrupación. Roldán fue el asistente estrella de Luis Garicano, jefe del departamento de Economía de Cs, así como el segundo en la candidatura de Inés Arrimadas al Congreso por Barcelona; y jefe de la Secretaría de Programas y Áreas Sectoriales, puesto que tomó arropado por Rivera mismo. Su renuncia se debe a que el giro definitivo a un lado del espectro no va con sus ideas. "¿Cómo vamos a superar la dinámica de rojos y azules si nos convertimos en azules?", dijo en una clara alusión al apego al PP. También dejó un par de disparos a Rivera por su negativa a sentarse a negociar con el PSOE, sus gestos de cariño con Vox y su separación de Manuel Valls.

Roldán es probablemente el rostro más importante en la oposición interna que se le ha acumulado a Rivera a raíz de la estrategia seguida para los pastos en las comunidades autonómicas. De hecho había ya expresado su malestar en las reuniones de la ejecutiva, explica El Periódico. "Todas las estrategias políticas tienen coste, pero los costes para España de la estrategia elegida por Ciudadanos son demasiado altos", dijo en un serio tono de advertencia.

El exdirigente explicó que es incomprensible que haya permitido que Vox se sentara a su mesa mediante los acuerdos firmados en las comunidades con el Partido Popular. "No me voy porque yo haya cambiado sino porque Cs ha cambiado, este no es el contrato que yo firmé. La política no es un supermercado, no se venden productos que se puedan alterar de la noche a la mañana se vende ideas, se vende un proyecto para España y sigo creyendo en el mismo proyecto para España en el que creía hace cuatro años", criticó. Roldán entiende que pese a lo enredado de la coyuntura actual, con el PSOE rascando apoyos y Unidas Podemos recalcitrante a ceder en sus exigencias, lo cierto es que el país "tiene una oportunidad histórica para construir un Gobierno estable " y entiende que las maniobras de Ciudadanos se cargan esa posibilidad.

Visiblemente xaltado, Roldán dijo que ahora mismo se viven "momentos difíciles que requieren de generosidad y altura de miras; cuántos países en Europa querrían una mayoría fuerte en el centro, sensata y europeísta". Eso sí, dentro de toda su diatriba también tuvo palabras de adulación para Rivera, a quien felicitó por haber sido capaz de crear y liderar un partido que ha resistido los golpes que ha recibido, todo en apoyo con Emmanuel Macron, presidente de Francia.

Puede que Roldán no haya sido nunca un dirigente mediático, pero llevaba desde 2017 en la ejecutiva, apenas dos años después de haberse unido a la agrupación con el apoyo directo de Garicano, quien también ha criticado sin miramientos los acercamientos del partido al PP y Vox en las comunidades, como en Andalucía, donde formaron un triunvirato para hacerse con la Junta. Su trayectoria con los naranjas está intrínsecamente ligada a la de Garicano, jefe de Economía y Empleo del partido. Ya los dos se empezaron a distanciar de la corriente central naranja desde las primarias del partido en Castilla y León, cuando apoyaron a Francisco Igea contra Silvia Clemente, exconsejera y exdirigente del PP, quien contaba con la bendición de Rivera y su segundo, José Manuel Villegas. @mundiario