Buscar

MUNDIARIO

La inesperada renuncia de Feijóo desata una guerra interna en el PP

El presidente de la Xunta dijo que renunció a presentar su candidatura a suceder a Rajoy porque su compromiso es "con Galicia".

La inesperada renuncia de Feijóo desata una guerra interna en el PP
Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijóo. / diariodeleon.es
Juan Vicente Herrera y Alberto Núñez Feijóo. / diariodeleon.es

Firma

María Cadaval

María Cadaval

La autora, MARÍA CADAVAL, es columnista de MUNDIARIO. Doctora europea en economía, es profesora de Economía Aplicada de la Universidad de Santiago de Compostela (USC). @mundiario

"Es mejor ser el rey de tu silencio que esclavo de tus palabras", decía William Shakespeare. Y eso debió de pensar Alberto Nuñez Feijóo en los últimos 15 días cuando declinó hacer declaraciones sobre su hipotética candidatura a presidir el Partido Popular de España, hasta hoy. En un entorno idílico y hablando en español, el presidente de la Xunta renunció a presentar su candidatura para suceder a Rajoy porque, según subrayó, su compromiso es "con Galicia" y quiere seguir haciendo política nacional desde allí.

Esta noticia cayó como un jarro de agua fría sobre muchos militantes de su partido que habían puesto sus esperanzas futuras en un líder como Feijóo, capaz de hacer frente a Albert, y con un aval de resultados políticos  sin parangón para los otros candidatos que han ido conociéndose. Hoy comienza, pues, una guerra abierta dentro del PP que lo puede debilitar aún más que la renuncia de Feijóo. 

Los apoyos regionales con los que contaba el líder del PP gallego  garantizaban su elección, pero el riesgo que asumía Núñez Feijóo era elevado. Perder su poder en Galicia a cambio de nada a corto plazo, con el aliento de Ciudadanos en el cogote y con la debilidad que le daba su condición de eventual jefe de la oposición fuera del Congreso de los Diputados, debieron pesar mucho en su decisión. Aunque no menos importante debió ser la falta de seguridad en el respeto al juego limpio por parte de los suyos.

Se abre, pues, una etapa difícil en el PP, que está  inmerso en una catarsis que lo ha de hacer renacer de sus cenizas una vez que quede limpio de cualquier mancha o sombra de corrupción. ¿Podrán hacerlo aquellos que han anunciado su decisión de luchar por la presidencia del PP?, ¿es acaso Soraya el mirlo blanco que precisa el PP en estos momentos? ¿Será María Dolores de Cospedal? ¿Tal vez algún otro? @mundiario