Buscar

MUNDIARIO

El Reino Unido amenaza a la UE con abandonar las negociaciones post Brexit

El primer ministro Boris Johnson ha rechazado los puntos establecidos en la segunda fase de negociación con Bruselas. Han demandado tener control de sus propias leyes tras haber salido del bloque comunitario. 
El Reino Unido amenaza a la UE con abandonar las negociaciones post Brexit
Boris Johnson - Twitter
Boris Johnson - Twitter

El Reino Unido y la Unión Europea han iniciado su primera disputa tras haber ejecutado el Brexit. El primer ministro, Boris Johnson, ha rechazado las reglas establecidas por Bruselas en la segunda ronda de negociaciones para concretar una cooperación comercial en los próximos años al no ser parte del bloque de los 27. 

El Gobierno publicó este jueves el documento con sus directrices negociadoras, dos días después de que la UE aprobara su propio mandato para unas complejas conversaciones que comenzarán en Bruselas antes de trasladarse a Londres a finales de mes.

En Downing Street se tiene muy claro el panorama del rumbo de las negociaciones con Bruselas: “No negociará ningún acuerdo en el que el Reino Unido no tenga el control de sus propias leyes y de su vida política”, afirman sus directrices, en las que Johnson afirma “esperar” que “las líneas generales de un acuerdo” se establezcan en junio. 

“El gobierno tendrá que decidir si la atención del Reino Unido debe desviarse de las negociaciones y centrarse en la continuación de los preparativos para una eventual ruptura brusca de lazos con la UE el 31 de diciembre", reza el pronunciamiento oficial de Londres.

En Bruselas, que teme encontrarse con un poderoso competidor desleal a sus puertas, ya advirtió de que el corto periodo de tiempo previsto -Johnson se niega a ampliar el periodo de transición más allá de finales de año- no permitirá alcanzar un acuerdo completo.

Entre los aspectos más relevantes, los ex socios de Johnson exigen que el Reino Unido respete reglas a largo plazo en materia de subvenciones estatales, derechos laborales, medio ambiente o fiscalidad a cambio de un amplio acceso al mercado europeo.

Como sea, la disputa entre Londres y Bruselas provocó que la libra cayera 1% frente al euro. Y llevó a la Comisión Europea a subrayar que “ha anticipado la posibilidad” de un fracaso de las negociaciones “y continúa preparándose a ello”. Sin embargo, “es demasiado pronto para prejuzgar el resultado de las negociaciones que empezarán el lunes”, dijo la portavoz comunitaria Dana Spinant. Este conflicto se resolvería, finalmente, en la Organización Mundial del Comercio (OMC). @mundiario