Buscar

MUNDIARIO

El empresario Lorenzo Mendoza pacta con el régimen de Nicolás Maduro

El New York Times asegura que el acaudalado empresario sostuvo un encuentro con Cilia Flores, esposa de Maduro, en el que acordaron el cese a las amenazas a Polar, a cambio de limitar la vida pública de Mendoza.

El empresario Lorenzo Mendoza pacta con el régimen de Nicolás Maduro
Lorenzo Mendoza y Nicolás Maduro. / RR SS
Lorenzo Mendoza y Nicolás Maduro. / RR SS

Firma

Maira Perozo

Maira Perozo

La autora, MAIRA PEROZO, es periodista. Colabora en MUNDIARIO y tiene experiencia en el área política, pero también como asesora y moderadora de programas de televisión. @mundiario

El empresario Lorenzo Mendoza habría pactado con el régimen de Nicolás Maduro, de acuerdo con una publicación del diario The New York Times. A partir de ese acuerdo, el Gobierno chavista dejó de atacar a las empresas Polar -propiedad de Mendoza-, principal distribuidora de alimentos en Venezuela. Mendoza habría sido presionado por su familia para hacer una tregua con el régimen de Maduro, luego de haber sido crítico del oficialismo desde los tiempos del fallecido expresidente Hugo Chávez, quien también dirigió fuertes ataques contra la compañía privada. “A medida que Venezuela se hundía más en la crisis económica en 2017 y su gente buscaba una salida, un nombre seguía apareciendo: Lorenzo Mendoza. Su popularidad fue tal que los encuestadores lo midieron contra Maduro en simulacros de enfrentamientos presidenciales”, reseña el periódico estadounidense.

En ese orden de ideas, ante el vertiginoso crecimiento de la popularidad de Mendoza como un posible contendiente electoral, el régimen aplicó una política de persecución a todo el sector privado, pero principalmente hacia Empresas Polar. En un momento dado, Lorenzo Mendoza desapareció de la vida pública y Maduro dejó de llamarlo ‘ladrón’, ‘parásito’ y ‘traidor’ en sus alocuciones en radio y televisión. “El gobierno dejó de hostigar a Polar y comenzó a adoptar los cambios económicos que había propuesto Mendoza, como terminar con los controles de precios paralizantes”, asegura el diario. Este giro se debió a una tregua sellada secretamente entre el régimen y Lorenzo Mendoza. En el artículo, se comenta que dado al desgaste del modelo socialista, que suma dos décadas, el régimen optó por convertirse en un autocracia que permite un capitalismo de facto. Esto habría sido para “evitar el colapso y asegurar su continuo control al poder”.

Ese acercamiento entre Maduro y Mendoza habría sido logrado a través de Tareck El Aissami, quien en el año 2017 era vicepresidente sectorial para el Área Económica y ministro para las Industrias y Producción Nacional. El Aisssami habría favorecido un encuentro del empresario con Cilia Flores, en calidad de intermediaria. Desde ese momento, aseguran fuentes del NYT se acordaría el pacto, entonces Mendoza cesó sus comentarios críticos contra el chavismo y saldría de la vida pública y, a cambio, el gobierno dejaría de perseguir a Polar y hasta realizaría algunas concesiones en materia económica.

"El gobierno dejó de obligar a Polar a entregar sus productos a precios regulados. Hoy, el gobierno proporciona a los principales productores privados materias primas y negocia las compras de alimentos en términos de mercado, según fuentes de la industria. Las tiendas están llenas nuevamente, incluso si los productos están fuera del alcance de la mayoría de los venezolanos", cita el mencionado texto. @mundiario