Se reanudan las conexiones marítimas entre España y Marruecos

La bandera de España en un barco. / Twitter
La bandera de España en un barco. / Twitter

El Ministerio del Interior ha anunciado que se inician los preparativos para poner en marcha la Operación Paso del Estrecho en junio.

Se reanudan las conexiones marítimas entre España y Marruecos

Las conexiones marítimas entre España y Marruecos, suspendidas desde la pandemia por coronavirus en 2020 y las tensiones diplomáticas entre ambos países, se han reanudado este martes después de que un ferri zarpó de Tarifa y ha desembarcado en Tánger, el gran puerto al norte de la nación africana.

Un ferri catamarán de la empresa Tarifa Jet fue el encargado de inaugurar el retorno de las relaciones entre ambos países, con 35 pasajeros a bordo cuya mayoría es de origen marroquí. Aunque los pasajeros y los autobuses ya pueden transitar libremente el estrecho, siempre y cuando hayan pagado su boleto antes de llegar al puerto, los vehículos particulares aún no pueden ser transportados por el Mediterráneo con destino a Marruecos.

Se espera que, a partir del próximo 18 de abril, sea cuando los pasajeros puedan llevar consigo sus vehículos particulares, en los barcos que zarpan desde los municipios gaditanos de Tarifa y Algeciras. El presidente de la Autoridad Portuaria de la Bahía de Algeciras, Gerardo Landaluce espera que la reanudación sea “lo más efectiva posible”, en vista de la actividad económica y laboral que se ve la luz nuevamente en el sur de la Península.

El tránsito marítimo entre ambas naciones estuvo suspendido desde el inicio del confinamiento por la pandemia por coronavirus, y que siguió tiempo después debido a las tensiones diplomáticas entre ambos Gobiernos, por la postura de España respecto a la antigua colonia española del Sáhara Occidental.

La Operación Paso del Estrecho en junio

El Ministerio del Interior ha informado de que se están iniciando los preparativos para poner en marcha, tras un par de años suspendida en el aire, la Operación Paso del Estrecho para junio, donde se espera facilitar nuevamente el tránsito marítimo de millones de ciudadanos marroquíes residentes en Europa, que regresan al país durante la época estival. Se espera que en el operativo participen alrededor de 17.000 agentes de la Policía Nacional y de la Guardia Civil, así como personal de asistencia social y traductores.

La Operación Paso del Estrecho, que en Marruecos es llamada Marhaba, se da de manera bilateral desde 1986 y suele llevarse a cabo entre el 15 de junio y el 15 de septiembre. En su última aplicación en 2019, según detalló Interior, facilitó el traslado de 3.340.045 pasajeros y 760.215 vehículos. La cartera no tiene todavía una proyección del flujo de pasajeros. El Ministerio ha adelantado que a lo largo de estas semanas venideras se constituirán mesas de trabajo con reuniones entre los diferentes organismos implicados, aunque no hay fecha concreta para el primer encuentro con las autoridades marroquíes.

Para llevar a cabo el operativo se necesita un Plan de Flota y de planes provinciales de coordinación y de cada uno de los puertos implicados, así como planes de seguridad y de tráfico marítimo, y medidas preventivas y de primera respuesta a emergencias sanitarias o sociales, con énfasis en los casos de covid-19.

La nueva etapa en las relaciones bilaterales

Las tensiones que habían trancado el libre tránsito entre España y Marruecos terminó perjudicando al sector que mueve cerca de 500 millones de euros sólo en billetes de barco, según estimaciones de años anteriores a 2020. Pero es que la negativa de Rabat a abrir las fronteras se había prolongado. El año pasado, Rabat únicamente permitió que a sus puertos atracaran de los barcos procedentes de Sète (Francia) y el de Génova (Italia), para estupor de los marroquíes residentes en España y el propio Gobierno español, como una medida de castigo que Marruecos implementó en contra de España durante las tensiones.

Esta reanudación de las conexiones se da una semana después de que el presidente del Gobierno español, Pedro Sánchez, firmara un acuerdo de entendimiento con el rey de Marruecos, Mohammed VI, que dio fin al par de años de discordancia entre las dos naciones y que viró la posición de España respecto al Sáhara Occidental, para el descontento de Argelia, principal socio energético de España y del Frente Polisario, el grupo que reclama que se respete un acuerdo de 1991, que estipulaba que se celebraría un referéndum de autodeterminación en la antigua colonia española para separase de Marruecos, y que nunca ha ocurrido.

Pedro Sánchez cambió la postura del Gobierno a favor de la alternativa marroquí, que propone una condición de autonomía al territorio en disputa, que sería controlado por Rabat. Para Sánchez, resultó ser la opción “más viable” después de haber abogado por la consulta.

Las tensiones entre ambos países iniciaron cuando el líder del Frente Polisario fue trasladado, de incógnito, hasta un hospital de Logroño para ser atendido tras contagiarse de covid-19. Este hecho enfureció a las autoridades marroquíes, quienes tomaron medidas como el relajamiento de la custodia de las fronteras, lo que permitió que más de 10.000 personas saltaran la valla de Melilla, originando una crisis migratoria en la ciudad autónoma. @mundiario

Se reanudan las conexiones marítimas entre España y Marruecos
Comentarios