Tres razones contundentes por las que el Obamacare debería ser erradicado

Mitch McConnel (centro) y John Cornyn, de la bancada republicana en el Senado. / Facebook.
Mitch McConnel (centro) y John Cornyn, de la bancada republicana en el Senado. / Facebook.

La ley sanitaria dejada por Barack Obama tiene muchos agujeros que los demócratas y la mayoría de medios no presentan en sus noticias.

Tres razones contundentes por las que el Obamacare debería ser erradicado

El Obamacare es uno de los tantos temas de moda hoy en día en Washington. El sistema sanitario de los Estados Unidos es el legado estrella del expresidente Barack Obama y a la vez una de las más grandes obsesiones que se le recuerdan al honorable Partido Republicano. La agrupación conservadora lleva desde el nacimiento del sistema intentando por todos los medios encontrar una forma para deshacerse de un proyecto que es aplaudido en prácticamente todas partes.

¿Por qué querría el partido oficial, con todo y el amparo de la Casa Blanca, eliminar una ley que ha dado cobertura sanitaria a decenas de millones en su país? ¿De dónde viene la obsesión del partido por cargarse un proyecto que a diario salva vidas en todo Estados Unidos? La bancada republicana del Senado ha publicado una serie de vídeos en su perfil oficial de Facebook en el que muestra la otra cara de la moneda, la crítica férrea al Obamacare, defendido a capa y espada por el Partido Demócrata y por la gran mayoría de medios de comunicación. A continuación, algunos de los testimonios recogidos por el partido conservador para justificar uno de sus emprendimientos bandera:

1- Los servicios y los encargados de proveerlos no funcionan

“Los servicios y las personas encargadas de proveer los servicios no están ahí”, explica Mollie Hoskins, farmacista de Collins, Tennesee. “Eso se debe (en referencia a su queja inicial) a que han reducido la red al punto que el único seguro que hay este año tenía una red tan pequeña que solamente dos farmacéuticas fueron capaces de proveer con los medicamentos de rigor”, prosigue.

Hoskins describe que es imposible que entre esa pareja de farmacéuticas sean capaces de cubrir las necesidades de las 70.000 personas que viven en Collins. “La gente viene a mí para pedirme que le regale medicina porque no han conseguido en los dos últimos días”, prosigue.

2- Estar cubierto no significa estar seguro

El Obamacare puede brindar cobertura a una buena porción de estadounidenses, pero eso no quiere decir que éstos de verdad tengan un seguro al que abocarse, especialmente la clase media. Así lo explica el doctor Ryan Stanton, de Lexington, Kentucky: “Los pobres trabajadores y la clase media que son ahora un grupo sin seguro en expansión, que tienen un seguro pero éste no ofrece nada realmente significativo porque es imposible alcanzar los números que exige el Obamacare”, asegura el profesional de la salud.

Posteriormente, Stanton critica que estas personas no tienen los ingresos necesarios para pagar las facturas de sus seguros. “Las tarifas se han alzado en cuanto a los precios de los seguros, los deducibles son más altos, la cobertura es menor, la división es más amplia que antes”, prosigue. El Obamacare, explica al fin, “fue como haberle dado una tarjeta de ATM a un grupo de personas que viven en una ciudad que no tiene ningún ATM”.

3- Las primas son inalcanzables

David Moody es un policía retirado de Las Vegas, la emblemática ciudad del Estado de Nevada. Moody asegura que las primas plus, como las que él pagaba, no servían de absolutamente nada, “porque ellas –las aseguradoras- no pagaban ni un centavo por nada”. “Decidí renunciar a tener un seguro médico, porque no encuentro nada que pueda pagar”, prosigue, “si pagara todas las primas que me exigen las aseguradoras probablemente iría de clase media a prácticamente sin hogar”.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

Tres razones contundentes por las que el Obamacare debería ser erradicado
Comentarios