Buscar

MUNDIARIO

Ratko Mladic condenado a cadena perpetua por genocidio

El "Carnicero de Bosnia" ha sido condenado a cadena perpetua por el genocidio de Srebrenica además de crímenes contra la humanidad cometidos durante la guerra de Bosnia entre 1992 y 1995.

Ratko Mladic condenado a cadena perpetua por genocidio
Ratko Mladic. / RRSS
Ratko Mladic. / RRSS

El excomandante serbobosnio Ratko Mladic fue condenado este miércoles a cadena perpetua tras ser declarado culpable de genocidio, crímenes de guerra y crímenes de lesa humanidad por un tribunal de la Organización de Naciones Unidas en La Haya.

Conocido como el "Carnicero de Bosnia", Mladic, de 74 años, fue condenado por la masacre de más de 7.000 hombres y niños bosnios (bosnios musulmanes) en Srebrenica en 1995 y el asedio de Sarajevo en el que murieron más de 10.000 personas. El juez Alphons Orie dijo que los crímenes de Mladic "se encuentran entre los más atroces conocidos por la humanidad e incluyen el genocidio y el exterminio".

Mladic, quien siempre se mostró tranquilo y confiado, retrasó el veredicto en media hora solicitando un descanso en el baño. Cuando regresó, su equipo legal solicitó la suspensión de los procedimientos debido a su alta presión sanguínea, pero los jueces rechazaron la solicitud. Mladic se puso de pie y gritó a los jueces, y fue sacado a la fuerza de la sala del tribunal para permitir que se leyeran los veredictos.

Mladic fue jefe de gabinete de las fuerzas serbobosnias desde 1992 hasta 1996. Se enfrentó a 11 cargos, dos de genocidio, cinco de crímenes contra la humanidad y cuatro de violación de las leyes o usos de la guerra. Fue absuelto de un cargo de genocidio, pero fue declarado culpable de todos los demás cargos. Mladic fue un fugitivo durante 14 años antes de su arresto en 2011 en el norte de Serbia.

Tras ser transferido al tribunal penal internacional para la exYugoslavia, el "Carnicero" se negó rotundamente a declararse culpable. El juicio que se cerrará este año tomó unos 530 días repartidos en más de cuatro años. Cuando Yugoslavia, una construcción posterior a la Primera Guerra Mundial, se separó, las poblaciones bosnia, serbia y croata, religiosa y étnicamente distintas, se vieron atrapadas en un frenesí de violencia que terminaría matando a más de 100.000 civiles inocentes.

El veredicto del tribunal sobre Mladic trae consigo al fin algo parecido al cierre de una herida muy dolorosa. Pero parecido en tanto que aún se palpan las divisiones. En Bosnia, una generación ha crecido desde la guerra, esperando y esperando que el tribunal haga justicia. Los serbios tienden a creer que es parcial en contra de ellos; Los croatas lo mismo, aunque en menor grado. Solo la mayoría de los bosnios cree que el trabajo de los tribunales ha sido benéfico. @mundiario