Buscar

MUNDIARIO

El presidente Rajoy devuelve a los colombianos “la dignidad maltratada”

La medida, que entró en vigor el 3 de diciembre, permitirá a los colombianos realizar viajes de hasta 90 días, cada periodo de 180, a 23 países de la UE. 

 

El presidente Rajoy devuelve a los colombianos “la dignidad maltratada”
Cristina Murgas, de MUNDIARIO, en la Moncloa, con Rajoy al fondo. / Mundiario
Cristina Murgas, de MUNDIARIO, en la Moncloa, con Rajoy al fondo. / Mundiario

Firma

Cristina Murgas

Cristina Murgas

La autora, CRISTINA MURGAS, es colaboradora de MUNDIARIO y directora de Comunicación Financiera e Institucional de QUUM. Figura entre los influencers FinTech de Iberoamérica. @mundiario

¡Llegó diciembre! A los colombianos que vivimos lejos de casa esta época del año nos agua el corazón. La música nos consuela y trae recuerdos, una extraña mezcla de nostalgia y felicidad; eso es más cierto que nunca cuando escuchamos temas como El hijo ausente, El año viejo o Arbolito de Navidad... Deseamos tener a los nuestros aquí, en mi caso como para otros 400 mil colombianos, en la madre patria. 

A partir de este año es posible, por lo menos es más fácil hacer el sueño realidad. Mariano Rajoy nos ha hecho el mejor regalo: consiguió que en el marco de la UE la exención de visa nos devuelva a los colombianos “la dignidad maltratada” por la imposición del visado, en marzo de 2001. Así lo manifestó Juan Manuel Santos agradecido con el presidente español y con su equipo de Gobierno, por creer y querer a Colombia, por ser el impulsor de  este logro.

La exención hace posible viajes turísticos, culturales, científicos, más no para actividades remuneradas

La medida, que entró en vigor el 3 de diciembre, permitirá a los colombianos realizar viajes de hasta 90 días, cada periodo de 180, a 23 países de la UE (todos salvo Rumania, Bulgaria, Croacia, Reino Unido e Irlanda) y a otros cuatro del espacio Schengen: Suiza, Noruega, Islandia y Liechtenstein, cuando se rubriquen los correspondientes acuerdos. La exención hace posible viajes turísticos, culturales, científicos, más no para actividades remuneradas.

Para celebrar el éxito del alcance, Rajoy nos sorprendió con un segundo regalo: por primera vez abrió las puertas de la Moncloa a un colectivo representativo de colombianos en España: 50 personas de todos los colores para mostrar nuestras razas, una mezcla de multiculturalidad, intelectuales, deportistas, élite y humildad. Un almuerzo en el que había de todo: Edgar "el Boli" me contó que hace 25 años llegó a Madrid en busca del sueño europeo, dejó su trabajo en un banco y con 8 millones de pesos cruzó el Atlántico para convertirse en mensajero ilegal. Su primera noche tuvo El Retiro por almohada, un 24 de enero, donde el frío invernal no pudo congelarle el deseo de superación; ha trabajado sin parar y hoy tiene a toda su familia aquí. Edgar brinda por Rajoy en la mesa, aunque el Presidente no pueda oír su historia de vida. El éxito diría Gabo, es "Vivir para contarla".

Rememorar a Gabriel García Márquez en este escenario es un grito de la conciencia. Sería ėl quién alzaría la copa para brindar con Mariano. En 2001, Gabo y otros intelectuales colombianos decidieron no pisar suelo español mientras se exigiera visado a sus compatriotas, se negó a recibir premio alguno en territorio español mientras la madre patria maltratara nuestra dignidad.

La entrada en vigor del acuerdo en vísperas de Navidad permitió a Rajoy en el almuerzo subrayar que, por vez primera, los colombianos podrán visitar a sus familiares en Europa sin depender de la concesión de la visa. “Esta es la mejor política exterior posible, la que pone por delante a las personas”, matizó. Entonces soy yo quién alzó la copa y brinda porque recuerdo que a los colombianos nos han abierto las puertas en un momento también histórico en el que Europa levanta vallas contra el mayor éxodo humano desde la II Guerra Mundial: Hungría, Francia, Inglaterra, entre otros países, implantan alambradas de espino a la Europa sin fronteras como solución ante la crisis de los refugiados, con más de 2.000 ahogados sirios en el Mediterráneo. Un escenario complejo, un mundo singular dominado por intereses de países no por los principios de igualdad, justicia y fraternidad. Esta es la cuestión y el desafío a afrontar de los que creemos en la democracia.

Gracias, Sr. Rajoy, por el regalo a los colombianos y suerte, que ahora usted libra su propia batalla en casa con el desafío electoral el 20-D. Si continúa o al que venga, España necesita mano de obra inmigrante, ya que dentro de pocos años las cuentas del Estado tendrán que soportar las pensiones de la generación de los 60; falta sostenibilidad por no recordar que la pirámide invertida de población, España necesita nacimientos. 

América Latina se ha convertido en refugio de las empresas españolas

En este contexto, quiero recordar también que América Latina se ha convertido en refugio de las empresas españolas, ahogados por la crisis muchos españoles  han hecho las maletas en búsqueda del nuevo dorado y muchos lo han conseguido. Mientras, muchos inmigrantes seguimos en suelo español trabajando duro para seguir contribuyendo vía remesas al crecimiento económico - social de nuestros países de origen así como al mantenimiento de las pensiones en la España envejecida. Es el segundo país por detrás de Japón con más población mayor en el mundo. 

A esto hay que sumar que por primera vez desde 2009, vienen a España más extranjeros de los que se van. Es decir, el flujo migratorio hacia el exterior se redujo en el primer semestre respecto a años anteriores. En concreto, un total de 157.221 personas procedentes del extranjero establecieron su residencia en España entre el pasado enero y julio, mientras que 164.606 abandonaron el país. La crisis ha sido la culpable del éxodo de emigrantes que se ha concentrado, básicamente, en la población extranjera, tan sólo 1 de cada emigrante es español.