Rajoy asegura que las fronteras y los aranceles atentan contra el mundo

Mariano Rajoy.
Mariano Rajoy.

El presidente visitó las fronteras de Ceuta y Meilla y aprovechó para criticar las últimas medidas antiinmigratorias que ha adoptado el presidente de Estados Unidos, Donald Trump.

Rajoy asegura que las fronteras y los aranceles atentan contra el mundo

Mariano Rajoy se ha unido al clamor mundial contra las medidas antiinmigratorias de Donald Trump. El presidente de España ha asegurado que está totalmente en contra de los vetos y las fronteras mientras monitoreaba las devoluciones en caliente y reforzó las valles de Ceuta y Meilla con alambre de cuchillas y la malla llamada antitrepa.

Rajoy expresó que el veto a personas oriundas de hasta siete países de mayoría musulmana de entrar a los Estados Unidos atenta contra el mundo moderno que, según sus palabras, "trabaja para suprimir las fronteras y los aranceles".

Pero sus palabras no van en sintonía con sus acciones. Durante su Administración, tanto la actual como la anterior, hubo bastantes causas judiciales abiertas contra los cuerpos de seguridad del Estado por supuestos abusos cometidos en las fronteras del país, dentro de las que se puede mencionar la investigación por la muerte de hasta 15 personas en Ceuta.

Nuevas vallas reforzadas

El jefe del Ejecutivo asegura estar en contra de las fronteras pese a haber reforzado las fronteras de Ceuta y Melilla allá en 2014, en un momento en el que el flujo migratorio a través de esas ciudades estaba empezando a desbordarse. Entonces, el Gobierno dictaminó que debía instalarse el controvertido alambre de cuchillas, el cual ya estaba instalado en algunas zonas, en la parte superior de la barrera melillense, así como la instalación de una malla del tipo antitrepa, con lo que los individuos no pueden pasar sus dedos a través de ella, así como el despliegue de agentes antidisturbios y helicópteros, y otras tantas medidas.

Pero las medidas antiinmigratorias del presidente no fueron solamente construcciones y despliegue de fuerzas. Su Administración también reformó la Ley de Extranjería, con la cual pretende monitorear y controlar las denominadas "devoluciones en caliente", ilegales de acuerdo a todos los tratados internacionales sobre asilo de los que España es partícipe.

El Gobierno inventó la medida bautizada como "rechazo en frontera" para introducir en su normativa las expulsiones inmediatas de quienes atravesasen las vallas alambradas y que posteriormente fueran detenidas por la Guardia Civil en las inmediaciones.

De esa forma, se impide el acceso al asilo a aquellos refugiados que decidan entrar a España por esa vía, ya que los agentes no cuestionan si necesitan realmente la protección internacional o si corren peligro en Marruecos, país al que son enviados de vuelta.

De igual forma, durante su anterior mandato, la oficina de Interior justificó el proceder de las fuerzas de seguridad del Estado a raíz de los 15 fallecidos en Ceuta. La Guardia Civil hizo uso de material antidisturbios, arrojándolos al agua al tiempo que los migrantes hacían un esfuerzo por rodear el espigón que separa al país africano de Ceuta. En el presente mes, la Audiencia Provincial de Cádiz dictaminó que se reabriría el caso, por el que ya fueron imputados hasta 16 agentes de la Guardia Civil. @hmorales_gt

 

 

Rajoy asegura que las fronteras y los aranceles atentan contra el mundo
Comentarios