Buscar

MUNDIARIO

La compra de unos tests para Covid-19 de dudosa procedencia apremia al Gobierno

En Vox y el PP sus voceros han cuestionado la negligencia del Gobierno, mientras la crisis sanitaria se expande día tras día en España.
La compra de unos tests para Covid-19 de dudosa procedencia apremia al Gobierno
Pedro Sánchez y Salvador Illa. / Mundiario
Pedro Sánchez y Salvador Illa. / Mundiario

Firma

Maira Perozo

Maira Perozo

La autora, MAIRA PEROZO, es periodista. Colabora en MUNDIARIO y tiene experiencia en el área política, pero también como asesora y moderadora de programas de televisión. @mundiario

La compra de España a China de unos test rápidos, - que los expertos han determinado que no son confiables -, ha generado un debate que salpicará seguramente a más de un funcionario del Gobierno comprometido en la negociación. Los principales dirigentes políticos han aprovechado la  ocasión para cargar contra el Gobierno en medio de la crisis por la pandemia que causa estragos en España, donde este jueves se cuentan más de 4000 fallecidos y al menos 50 mil contagiados.

En ese sentido, esta tarde Pablo Casado, líder del PP, ha colgado en su twitter su posición sobre el tema, aseverando que  el presidente de Gobierno, Pedro Sánchez, debe rendir cuentas de lo que ha ocurrido. "Sánchez debe explicar por qué el Gobierno no ha validado los test que ha comprado y que no funcionan, y si se han adquirido a una empresa sin licencia, como dice China. Si es cierto, estamos ante una auténtica irresponsabilidad que debe tener consecuencias".

Desde Vox también han exigido a Pedro Sánchez que responda ante la comprometedora situación, al tiempo que lamentan que la crisis sanitaria se desborde día a día.

La Embajada de China en España ha comunicado que los kits de test rápidos que compró España para diagnosticar con más rapidez los casos de Covid-19 fueron adquiridos a una empresa sin licencia. Poco después, Sanidad sale al paso y admite que la partida de test rápidos ha sido devuelta y que no compró los test rápidos de coronavirus defectuosos directamente a China sino a través de un proveedor nacional, del que no ha facilitado el nombre. 

Ahora bien, quién dio la orden, quién firmó la autorización, quién recibió el cargamento, conociendo las condiciones que tenían las pruebas, quizás estas y otras interrogantes queden sin respuesta, mientras los españoles libran un férrea guerra contra la Covid-19 que cada día se cuela  donde menos se le espera. @mundiario