¿Por qué el protocolo de Irlanda del Norte continúa enfrentando al Reino Unido y la UE?

Banderas del Reino Unido y de la Unión Europea. / Mundiario
Banderas del Reino Unido y de la Unión Europea. / Mundiario
Londres impulsa una nueva legislación que permitiría revocar unilateralmente el Protocolo, que establece que todas las mercancías que entren en territorio norirlandés desde Gran Bretaña deben pasar controles aduaneros.
¿Por qué el protocolo de Irlanda del Norte continúa enfrentando al Reino Unido y la UE?

El protocolo de Irlanda del Norte vuelve a enfrentar a Reino Unido y la Unión Europea. La ministra británica de Exteriores, Liz Truss, responsable las negociaciones del Brexit, ha anunciado este martes que el Gobierno de Boris Johnson aprobará "en las próximas semanas" una serie de leyes que, en la práctica, permitirían revocar unilateralmente el marco norirlandés, que permitió sacar adelante el divorcio de la Unión Europea de una manera “amistosa”.

“Seguimos abiertos a una situación negociada [con la UE], pero la urgencia de la situación no permite perder más tiempo”, ha anunciado Truss ante la Cámara de los Comunes. Así, Londres se dispone a reventar un pacto que ha sido motivo de conflicto entre ambas partes desde que entró en vigor hace 18 meses.

¿Cuál es el problema?

El Gobierno británico considera que el acuerdo, que establece que Irlanda del Norte continúe integrada dentro del mercado interior de la UE, amenaza la estabilidad de dicha región británica, ya que, entre otras cosas, implica que los productos que viajan desde Gran Bretaña a ese territorio deben ser sometidos a controles aduaneros y sanitarios.

Londres insiste en que esa medida ha “partido en dos” su propio mercado interno y ha incrementado los costes para las empresas y los ciudadanos, por lo que ha exigido a la UE que el acuerdo sea renegociado. “No pretendemos eliminar el Protocolo. Reforzaremos aquellas partes que funcionan y modificaremos las que no, pero mantendremos una negociación paralela con nuestros socios de la UE”, ha afirmado Truss.

Bruselas, por su parte, ha propuesto “suavizar” la aplicación del Protocolo y reducir hasta un 80 % las inspecciones aduaneras, pero ha descartado modificar el texto, como exige Londres… al menos hasta el momento.

¿Qué propone la nueva ley?

La nueva legislación que pretende poner en marcha el Gobierno británico "eliminará las barreras regulatorias a los productos elaborados en el Reino Unido que se venden en Irlanda del Norte", según ha explicado la negociadora del Brexit. "Otorgará la capacidad al Gobierno de tomar decisiones sobre fiscalidad y políticas de gasto en todo el Reino Unido", ha añadido.

Londres apuesta de esta forma por crear un sistema que permitirá identificar de ante mano qué mercancías están destinadas al consumo en Irlanda del Norte y cuáles viajarán hacia la Unión Europea. Se trata de un mecanismo de “pasillo verde” y “pasillo rojo”, en el que solo los productos del segundo grupo (lo que llegarán a la UE) serán sometidos a los controles aduaneros y sanitarios.

Asimismo, Londres reclama que el Tribunal de Justicia de la UE no sea el organismo supervisor de las reglas del mercado comunitario en Irlanda del Norte, sino que se aplique un mecanismo de arbitraje similar al que se estableció en el Tratado Comercial y de Cooperación que firmaron Londres y Bruselas para evitar un Brexit duro.

 “No queremos trocear el Protocolo, pero creemos que puede ser reparado y mejorado”, ha afirmado el primer ministro británico en una visita a Belfast. “Y nos gustaría poder hacer esto de mutuo acuerdo con nuestros socios y amigos”, ha añadido. Según han explicado varios asesores a los medios británicos, a Johnson no le interesa abrir una guerra comercial con la UE, pero la presión de sus socios en Irlanda del Norte, las fuerzas unionistas, y el Partido Conservador le han empujado al frente de nuevo duelo de fuerza en torno a Irlanda del Norte. 

 

La UE promete responder

Por su parte, el vicepresidente de la Comisión Europea (CE) para Relaciones Interinstitucionales y negociador comunitario, Maros Sefcovic, ha advertido este mismo martes a Reino Unido de que modificar unilateralmente un acuerdo internacional no resulta “aceptable”.

"Si el Reino Unido decide seguir adelante con un proyecto de ley que deshabilite elementos constitutivos del protocolo, como anunció hoy el gobierno del Reino Unido, la UE deberá responder con todas las medidas a su disposición", ha sentenciado en un comunicado.

Fuentes de la Comisión Europea han adelantado que el bloque comunitario ha estado trabajando durante los últimos meses en un arsenal de represalias políticas y comerciales por si Londres se atreve a cumplir su amenaza de reventar unilateralmente el protocolo norirlandés. “El paquete de medidas tiene que ser duro y creíble”, ha subrayado una fuente diplomática. El objetivo, según Bruselas, es que a Londres no le quede ninguna duda de que la UE reaccionará “de manera contundente” y “unida” frente a cualquier provocación, que a su vez merecerá un castigo “proporcional”. @mundiario

¿Por qué el protocolo de Irlanda del Norte continúa enfrentando al Reino Unido y la UE?
Comentarios