¿Por qué Carles Puigdemont fue detenido en Italia y no en Francia?

Carles Puigdemont. / Twitter
Carles Puigdemont. / Twitter
El expresidente catalán ha viajado fuera de Bélgica al menos seis veces desde la retirada de su inmunidad: ha visitado Estrasburgo, Perpiñán y recientemente París.
¿Por qué Carles Puigdemont fue detenido en Italia y no en Francia?

Carles Puigdemont ha quedado en libertad sin medidas cautelares este viernes, luego de pasar varias horas detenido en una cárcel de la isla italiana de Cerdeña por la orden internacional de busca y captura dictada por el juez del Tribunal Supremo Pablo Llarena, instructor de la causa del procés.

El Tribunal de Apelación de Sassari resolvió dejar libre al expresidente de la Generalitat, huido de la justicia española desde 2017, mientras Italia intenta aclarar un punto clave del enmarañado caso Puigdemont: si el eurodiputado tenía o no inmunidad en el momento de su detención. Una cuestión que también explicaría cómo es posible que el líder independentista fuese detenido este jueves en territorio italiano, pero no la semana pasada cuando visitó Francia o en alguno de sus otros viajes fuera de Bélgica.  

El embrollo judicial del caso Puigdemont

Para entender el embrollo judicial que supone el caso del expresidente hay que remontarse al pasado mes de mayo, cuando Puigdemont recurrió al Tribunal de Justicia de la Unión Europea (TJUE) luego de que el Parlamento Europeo suspendieran su inmunidad como europarlamentario para que fuera juzgado en España por sedición y malversación.

La maniobra fue puesta en marcha para intentar recuperar la protección legal hasta que la Justicia europea dictaminase si le quitaba o no definitivamente la inmunidad. El Tribunal europeo aún no ha dictado su sentencia, pero en julio decidió negarle las medidas cautelares a Puigdemont y procedió a retirarle provisionalmente la inmunidad al no ver riesgo de detención. Eso sí: el TJUE avisó en su auto que si el expresident se encontraba en una situación de arresto probable podría “introducir una nueva demanda de medidas cautelares”.

En paralelo, el Tribunal de Justicia de la UE tiene que responder a una cuestión planteada por el Tribunal Supremo español: si Bélgica puede o no rechazar la extradición de Carles Puigdemont por considerar que su legislación no prevé los supuestos delitos que se le imputan en la euroorden de detención dictada por los jueces españoles.

Es precisamente la lectura a dicha cuestión prejudicial la que ha condicionado la actuación de cada país frente la euroorden que pesa sobre Puigdemont desde el 14 de octubre de 2019. El Tribunal europeo considera que la orden de detención europea quedó en suspenso por el proceso; mientras que el Supremo supone que dicha suspensión aplica exclusivamente en Bélgica, pero no en otros países.

Así, Italia ha detenido al expresidente al entender que la orden de detención contra el catalán siempre estuvo vigente en territorio europeo y al considerar que Puigdemont ya no goza de la inmunidad parlamentaria como eurodiputado.


Quizá también te interese: 

Puigdemont queda en libertad pero deberá comparecer de nuevo ante el juez el 4 de octubre


 

Puigdemont visitó París la semana pasada

En Francia las cosas son diferentes. Desde la retirada de su inmunidad, el líder independentista ha viajado de forma pública en al menos seis ocasiones a distintos lugares de Francia: Estrasburgo, Perpiñán y el fin de semana pasado París, donde visitó la Asamblea Nacional francesa.

Tras la detención del líder de Junts en Cerdeña, París ha evitado pronunciarse sobre su actuación. Interrogada por esta "diferencia de trato" entre socios europeos, la portavoz del Ministerio de Exteriores galo ha afirmado que hay "un procedimiento judicial en curso en Italia, que debe completarse en los marcos previstos a tal efecto". "No tenemos ningún comentario", ha zanjado.

Por su parte, Gonzalo Boye, el abogado que lidera la defensa del político catalán, ha asegurado que la detención de Carles Puigdemont en Italia fue ilegal. “¿Qué ha cambiado? Alguien ha sobremotivado a los policías del aeropuerto de Cerdeña”, ha dicho desde Bruselas. “La semana pasada el presidente Puigdemont ha estado en la Asamblea Nacional francesa y ahí ha pasado muchos controles policiales, y a ningún policía se le ocurrió detenerle, como tampoco le han detenido en Bélgica, ni en Perpiñán, ni en muchos sitios a los que ha ido”. @mundiario 

¿Por qué Carles Puigdemont fue detenido en Italia y no en Francia?