Putin rechaza nuevas sanciones a Corea del Norte tras la reciente prueba nuclear

Vladimir Putin, presidente de Rusia. / RR SS
Vladimir Putin, presidente de Rusia. / RR SS

El presidente de Rusia ha dejado claro que endurecer las políticas contra Pyongyang sería una medida "inútil e ineficaz", al tiempo que advierte una “catástrofe mundial”.

Putin rechaza nuevas sanciones a Corea del Norte tras la reciente prueba nuclear

Vladimir Putin rechaza la mano dura contra Corea del Norte. El presidente de Rusia ha dejado claro este martes que, a su juicio, imponer nuevas sanciones a Pyongyang, tras la reciente prueba nuclear ejecutada el pasado domingo, sería "inútil e ineficaz". Así mismo, el mandatario ha advertido que las amenazas de acciones militares de Washington contra el país asiático podrían provocar “una catástrofe mundial”.

En una rueda de prensa celebrada tras el cierre de la cumbre de los jefes de Estado de los BRICS (Brasil, Rusia, India, China y Sudáfrica), que tuvo lugar en la ciudad china de Xiamen, el líder ruso criticó la postura de Estados Unidos ante el conflicto, y condenó la “histeria militar” adoptada por la nación que dirige Donald Trump. Además, reiteró su llamamiento al diálogo como única vía hacia la paz, ya que, según Putin, Corea del Norte no suspenderá su programa de pruebas de misiles hasta que se sienta seguro. "Ellos preferirían comer hierba antes que abandonar su programa a menos que se sientan seguros. ¿Y qué puede crear seguridad? La restauración del derecho internacional", insistió el presidente.

El mandatario dejó claro que Rusia condena taxativamente los ejercicios atómicos de Corea del Norte, considerando que estos son una provocación, al tiempo que cuestionó que la Casa Blanca pretenda que su nación le ampare en medidas tan extremas, como, por ejemplo, el cese de la venta de petróleo al país asiático, como forma de castigo. "Es ridículo que un país que nos pone en la misma lista de sanciones que a Corea del Norte nos pida ahora ayuda para imponer sanciones a Corea del Norte", dijo Putin, en relación con las posibles demandas estadounidenses, según ha informado la agencia Reuters.

El conflicto entre EE UU y Corea del Norte crece a toda velocidad y ante esto, Rusia ha decidido aliarse con China para apoyar una propuesta de doble suspensión, que, entre otras cuestiones, sostiene que Pyongyang paralice su programa de desarrollo de armas atómicas a cambio de que Estados Unidos y Corea del Sur detengan sus maniobras militares conjuntas en la península, tal como ha publicado el diario El País. “No hay otro camino aparte del pacífico”, ha asegurado Vladimir Putin.

MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.

 

Putin rechaza nuevas sanciones a Corea del Norte tras la reciente prueba nuclear