A punto de comenzar el juicio que algunos quieren convertir en un circo

Caricatura de Zapatero y Rajoy.
Caricatura de Zapatero y Rajoy.

Un circo romano con leones españoles y víctimas secesionistas, gente que se dice inocente pero los jueces españoles juzgan por utilizar fondos públicos para reinventar la historia y rebelarse.

A punto de comenzar el juicio que algunos quieren convertir en un circo

En España hay nada menos que 47 alcaldes perpetuos para demostrar que aquí se vota a la persona, menos al partido y muy poco a la ideología. Poco importaba en Coruña que Paco Vazquez fuese socialista y guerrista, le hubiesen votado en cualquier otro partido por el que se presentase, lo mismo que votan a Ignacio Revilla en Cantabria. Por esta razón conviene dejar a los partidos al margen para centrarnos en los líderes que organizaron la orquesta, que ahora suena con los restos de los partidos convertidos en monstruos de múltiples cabezas con la excepción de Ciudadanos, que de momento tiene una voz unificada junto a los demás barones de otros partidos que también buscan el fin del llamado procés.

Zapatero, Mas y Rajoy se reparten los tristes acontecimientos que llevaron a Cataluña a la situación actual. Aunque los partidos independentistas siempre trabajaron sin descanso en cambiar la historia y disfrazar a España como el enemigo, fue Zapatero el encargado de radicalizarlos. Después de formar un tripartito con ERC rescatándolo del olvido, prometió aprobar un Estatuto que debía haber previsto sería inconstitucional en algunos apartados y que carecía de la mayoría necesaria para modificar la Constitución si fuera necesario. El tema llegó muy lejos y cuando el recurso de Rajoy fue atendido por el Tribunal Constitucional, el Estatuto ya había sido aprobado por el Parlament, los catalanes y el Parlamento español. Esto planteaba una disyuntiva: o aceptar lo que pidió Cataluña modificando la Constitución o rechazar lo que había sido aprobado. Zapatero dejaba así constancia de su capacidad para complicar las cosas como tuvo ocasión de demostrar en Venezuela aún sin la ayuda de Rajoy que es un buen rematador aunque nunca se mueva del sitio. La salida entonces de Artur Mas, presidente entonces de la Generalitat, fue convocar elecciones que denominó plebiscitarias cuyo plebiscito perdió como perdió todos los sucesivos (en votos), mientras CIU pasó a romperse y a cambiar constantemente  de nombre para alejarse todo lo posible de la corrupción demostrada de CDC y su 3%.

El lío estaba montado porque ninguna constitución admite el derecho de autodeterminación salvo Etiopía y el país caribeño de San Cristóbal aunque en el pasado lo incluyó la URSS que jamás tuvo intención de aplicarlo. La ONU si lo contempla para las colonias entre las que no figura Cataluña por supuesto, y quizás por eso el Reino Unido carece de constitución, sustituida por un conjunto de leyes que le permite mantener Irlanda y Gibraltar bajo el paraguas de Gran Bretaña. Lo que tienen todos los países democráticos es una Constitución que en el caso de España fue aprobada y refrendada por todas las Comunidades, especialmente por Cataluña,  La constitución Española, reconocida internacionalmente como de las más democráticas y ejemplares, determina que para ser enmendada se requiere una mayoría cualificada (2/3 o 3/5) para compensar el efecto de la abstención y las veleidades temporales como estamos viendo con el Brexit de Gran Bretaña.

Ni siquiera el referéndum del 1-O hubiese sido válido para el Comité de Venecia, el Órgano de la UE que regula las consultas, porque no reúne las condiciones de participación y limpieza que se requieren. Solo queda que los constitucionalistas se unan para buscar una solución para la Cataluña dividida para que no acabe siendo gobernada por hologramas de políticos encarcelados o fugados. Eso requiere poner fin al buenismo, la tolerancia con el adoctrinamiento, la utilización partidista de los medios públicos, el control de los cuerpos armados,  y la malversación de fondos para la propaganda internacional.

El día 12 empieza el juicio donde, con muy buena cabeza, se ha vetado observadores internacionales porque esto no es Venezuela, pero a cambio se va a transmitir en directo, algo incomprensible en los tiempos actuales donde cualquier cosa se hace viral en las redes por el primer patán que maneje bien las noticias falsas y manipuladas, que son las de mayor éxito. Y no olvidemos que si hay un liderazgo mundial en manipulación en estos momentos, son los que apoyan la DUI, un ejército bien preparado y aleccionado. Más lógico habría sido hacerlo a puerta cerrada aunque son desconocidas las presiones para que se trasmita en directo. Tres duros meses de tortura para los seguidores de tertulias.

Zapatero, Rajoy y Mas la han liado y bien. Luego están las comparsas, los de la inercia, los que siempre oyen la calle para hacer eco, Puigdemont, Torra, Sánchez, Colau o Iglesias, los encargados de encumbrar a Vox para tener un enemigo común, y lo están consiguiendo. @mundiario

A punto de comenzar el juicio que algunos quieren convertir en un circo
Comentarios