Buscar
loading...

Puigdemont se refugió en una monarquía, Bélgica, para enarbolar una república en Cataluña

Cuando menos podría explicar por qué ha elegido una monarquía si en regímenes así se vulneran los valores republicanos. Hubiese sido más coherente en caso de permanecer en Alemania, que al menos es una república.

Puigdemont se refugió en una monarquía, Bélgica, para enarbolar una república en Cataluña
Carles Puigdemont. / Twitter
Carles Puigdemont. / Twitter

Firma

Mario Gontade

Mario Gontade

El autor, MARIO GONTADE, es analista de la actualidad. @mundiario

El Parlamento de Cataluña, creado en el marco de una monarquía parlamentaria, aprobó la semana pasada una resolución que aboga por la abolición de la monarquía, institución que califica de "caduca y antidemocrática". También condenó el posicionamiento del rey Felipe VI en el "conflicto catalán".

Entre tanto, los grupos independentistas que respaldan al Govern catalán siguen frustrados por el fracaso de su declaración unilateral de independencia de 2017 y su también fracasada constitución de Cataluña en república independiente, algo que requirió la aplicación del artículo 155 de la Constitución en Cataluña. 

Estas y otras circunstancias políticas sitúan de nuevo en el primer plano de la actualidad el viejo debate sobre la república o la monarquía como forma política del Estado. De avivar ese debate se encarga el expresidente de la Generalitat y líder de JxCat, Carles Puigdemont, que suele criticar al rey Felipe VI por su gestión del proceso soberanista, al tiempo que avisa de que "una república no necesita rey". Puigdemont, al igual que su sucesor, Quim Torra, es consciente de que el camino a "la república" será "largo y complejo".

Con tanto tiempo por delante, Carles Puigdemont podría explicar por qué ha elegido una monarquía parlamentaria –Bélgica– para eludir las actuaciones de la justicia española; máxime si en tales regímenes se vulneran los valores republicanos que pretende enarbolar en Cataluña, donde su partido está en el gobierno.

Realmente, el expresidente Carles Puigdemont hubiese sido más coherente en caso de permanecer en Alemania, que al menos es una república. Federal, por cierto; otro concepto que rechaza como alternativa para España en busca del encaje de Cataluña. @mundiario