Buscar

MUNDIARIO

Carles Puigdemont, en búsqueda y captura

El juez Llarena emite una nueva euroorden para el arresto inmediato de Carles Puigdemont y su entrega.

Carles Puigdemont, en búsqueda y captura
Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat de Cataluña. / RR SS.
Carles Puigdemont, expresidente de la Generalitat de Cataluña. / RR SS.

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Pablo Llarena, magistrado de la Sala Penal del Supremo e instructor de la causa sobre el 'procés', ha activado una nueva euroorden contra el expresidente catalán Carles Puigdemont. También se ha relanzado una orden internacional de detención con fines de extradición contra él.

Puigdemont está huido de la Justicia española desde el 30 de octubre de 2017. El juez solicita ahora la entrega de Puigdemont por sedición y malversación tras conocer la sentencia

El magistrado ha adoptado esta iniciativa inmediatamente después de conocer esa sentencia, aunque la Fiscalía del Supremo ya le había solicitado el pasado jueves la activación de la euroorden y la emisión de una orden internacional de detención en previsión del fallo condenatorio.

La nueva euroorden –la tercera que emite la Justicia española contra el expresidente catalán– se basa en el auto de procesamiento aunque ha sido actualizada a la vista de los hechos declarados probados por la Sala Penal. Se han suprimido, así, las menciones al uso de la violencia como medio para conseguir la independencia unilateral de Cataluña y ya no se contempla el cargo de rebelión, aunque las dos anteriores euroórdenes también incluyeron como calificación el delito de sedición, que es el finalmente acogido por la Sala que ha juzgado el procés.

Como explica María Peral en El Español, la sentencia conocida este lunes, sin embargo, modifica la situación de Puigdemont en cuanto a sus derechos políticos. El magistrado del Supremo acordó el 10 de julio de 2018 su suspensión como miembro del Parlamento catalán en aplicación del artículo 384 bis de la Ley de Enjuiciamiento Criminal. Este precepto establece la suspensión en el ejercicio de cargos públicos de aquellos procesados por rebelión contra quienes se haya acordado la prisión preventiva. En aquel momento era el caso de Puigdemont, pero el hecho de que la Sala Penal haya descartado la condena por rebelión hace decaer la suspensión impuesta al expresident para ejercer cargos públicos.  Llarena ha levantado, por tanto, la aplicación del artículo 384 bis, lo que significa que Puigdemont podrá volver a cobrar la asignación económica que le corresponda como miembro del Parlament. No obstante, sigue vigente la orden de detención para el caso de que regrese a España.

El expresidente de la Generalitat, Carles Puigdemont, compareció acompañado de los exconsejeros que huyeron de la justicia española, Meritxell Serret, Antoni Comín y Lluís Puig. El expresidente catalán, contra el que se ha reactivado la euroorden, sostiene que “poner urnas nunca será un acto delictivo” para ellos y advierte de que la sentencia “tendrá consecuencias”, no solo para “quienes defienden la independencia de Cataluña, sino para todos los ciudadanos”. Sostiene que la sentencia empuja a la necesidad de “vivir en un pueblo verdaderamente libre”. @mundiario