Buscar

MUNDIARIO

Puerto Rico, al borde de la bancarrota: el Congreso de EE UU envía fondos a los hospitales

Un total de 72.000 millones de dólares y un vencimiento de bonos de casi mil millones es el monto que debe pagar a principios del año 2016.

Puerto Rico, al borde de la bancarrota: el Congreso de EE UU envía fondos a los hospitales
Sede del Gobierno de Puerto Rico.
Sede del Gobierno de Puerto Rico.

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Puerto Rico, territorio no incorporado de los Estados Unidos con estatus de autogobierno, enfrenta una crisis de pago de 72 mil millones de dólares y un vencimiento de bonos de casi mil millones que debe pagar para principio del año que viene.

 Aunque su relación con Estados Unidos es similar a la de un estado de la Unión14 y se le permitió la redacción de una constitución para el manejo de asuntos internos, está sujeto a los poderes plenos del Congreso estadounidense.

El presidente de la Cámara de Representantes de Estados Unidos, Paul Ryan, dio esta semana un plazo de tres meses para encontrar salidas a la crisis financiera de Puerto Rico, después de que los legisladores rechazaran dar a la isla la posibilidad de declarar la bancarrota.

En un editorial del diario laopinion.com explican que “El gran problema es que Puerto Rico, a diferencia de Estados y ciudades, no puede acogerse al Capítulo 9 de la Ley de Bancarrota que le permita una protección contra los acreedores mientras se reorganiza. Hasta 1984 la isla tenía esa opción al establecerse en la Ley de Bancarrota de 1898 en la que, cuando se habla de “Estado”, se “incluye Alaska, Hawaii, Puerto Rico y el Distrito de Columbia.” En 1978, en lo que se atribuye como un error, en una media de bancarrota -que fue finalmente aprobada seis años más tarde- se estableció que la definición de Estado seguía en vigor, excepto para acogerse al Capítulo 9. El Congreso pudo corregir ahora la definición de Estado ya que no lo hizo antes. Eso es lo quieren los demócratas, pero no hay urgencia republicana en este tema”.

El presupuesto que recientemente se ha aprobado en el Congreso de EEUU y que supera el billón de dólares, no recoge una propuesta que hubiera enviado 3.000 millones de dólares a la isla para ayudar a repagar su deuda, que se remonta a unos 70.000 millones de dólares. Tampoco se incluyó en el presupuesto una propuesta que permitiría a las endeudadas corporaciones públicas de Puerto Rico acogerse a la ley de quiebra federal. Lo que sí recoge son dos provisiones para enviar más fondos a los hospitales de Puerto Rico que sirven a beneficiarios del programa federal de Medicare. Una de estas provisiones extenderá a Puerto Rico el pago de bonificaciones que da el programa Medicare a los hospitales para incentivar el uso de documentos médicos electrónicos. La otra provisión elimina la disparidad en la manera en que Medicare reembolsa a los hospitales en la isla, igualando el porcentaje al 100% que se pagan en los 50 estados.

Respecto a la decisión tomada por el Congreso, Hillary Clinton se mostró descontenta.  "El pueblo puertorriqueño está sufriendo. Es vergonzoso que los republicanos en el Congreso no puedan gobernar y se hayan rehusado a proporcionar ayuda para que Puerto Rico salga de esta crisis económica […]Puerto Rico está al borde de la banca rota, tan pronto como el año entrante no podrá pagar sus deudas, haciendo que miles de puertorriqueños continúen sufriendo. Sin embargo el Congreso se rehusó a darle a Puerto Rico la habilidad de reestructurar su deuda y poderla pagar de una forma más conveniente”, declaró la candidata demócrata.