Buscar

MUNDIARIO

El PSOE de Sánchez se desmarca

La moción de censura del PSOE salió adelante frente a un PP acusado de corrupción. Ahora esa moción debería anularse, al menos moralmente.
El PSOE de Sánchez se desmarca
Griñán y Chaves.
Griñán y Chaves.

Firma

Begoña Vila Vázquez

Begoña Vila Vázquez

La autora, BEGOÑA VILA, es colaboradora de MUNDIARIO, donde mantiene la sección Conversaciones con Líderes. Es licenciada en Farmacia, rama ecológica, por la Universidad de Santiago de Compostela. Óptica y optometrista por la Universidad Europea de Madrid. Especialista universitaria en ortopedia. Analista clínico, audioprotesista y audióloga. Ejerce como farmacéutica comunitaria en Muxía (A Coruña). @mundiario

Al fin salió después de 7 años de investigación la sentencia de los ERE con 19 cargos de la Junta de Andalucía condenados, entre ellos dos expresidentes, José Antonio Griñán con 6 años de prisión y 15 años de inhabilitación y Manuel Chaves con  9 años de inhabilitación. Es una sentencia vergonzante  para todo el PSOE ya que es la primera vez que se condenan por delitos continuados de prevaricación y  delitos continuados de malversación  a dos  expresidentes de un partido en toda la historia de la democracia. Nada más ni nada menos que por un fraude de 680 millones de euros que iban destinados a las empresas en crisis para poder hacer frente a los expedientes de regulación de empleo.

Hubo un entramado de tal calibre  en el que se tramitaban las subvenciones destinadas a empresas en crisis saltándose los cauces legales, de tal manera que la Consejería de Empleo disponía de tales fondos públicos sin sujeción a procedimiento alguno, sin control de la intervención y sin exigir la más mínima acreditación que legítimase la percepción de dicha ayuda.  Sin necesidad de justificar el empleo o uso del dinero que se recibe. En definitiva permitía el enriquecimiento de empresas a través del ahorro de gastos y de terceros ajeno a cualquier interés social o público debidamente acreditado, ya que por los cauces legales tenían los inconvenientes de los tiempos, de la fiscalización, y de la intervención.

Todo esto retrata bien cómo trabajaba el régimen socialista andaluz con el dinero de los parados. Pero José Luis Ábalos, secretario de Organización del PSOE desde 2017, ha dado  unas declaraciones un tanto vergonzosas en las que dice que la actual dirección nada tiene que ver. La responsabilidad en la mayor macrocausa de la historia política desde la democracia de un partido en el  que en sus siglas  aparece la "O"  de obrero, por supuesto, ha de asumirla  el actual secretario general de la formación y presidente en funciones Pedro Sánchez Castejón.

Pedro Sánchez está de presidente en funciones debido a una moción de censura que hizo al Partido Popular por corrupción.  Con lo que ahora mismo esa moción de censura  debería de quedar anulada por lo menos moralmente, ya que miembros del partido al que representa han sido condenados por el mayor escándalo de corrupción de la historia de la democracia con el perjuicio de los más débiles: los parados. @mundiario