Buscar

MUNDIARIO

El PSOE reprobará a la vicepresidenta por las cargas policiales en Cataluña

El partido socialista libera de culpa a los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil y refuerza su apoyo al Gobierno, mas forzará la caída de Soraya Sáenz.

El PSOE reprobará a la vicepresidenta por las cargas policiales en Cataluña
Margarita Robles, vocera del PSOE en el Congreso. / Twitter.
Margarita Robles, vocera del PSOE en el Congreso. / Twitter.

El PSOE ha anunciado que exigirá responsabilidades políticas a Soraya Sáenz de Santamaría por las cargas policiales del domingo recién pasado en Cataluña. El partido socialista había mantenido su respaldo irrevocable al Gobierno para enfrentar el desafío secesionista pero el lamentable proceder de las fuerzas de seguridad el 1 de octubre contra los catalanes ha llevado a los líderes de la agrupación a poner el dedo a la integrante más importante del Gabinete del PP. Así, desde Ferraz se preparan para pedir la reprobación de la vicepresidenta del Gobierno.

El grupo parlamentario socialista ha enfilado una interpelación urgente dirigida a Sáenz. De acuerdo al texto de la misma, el partido exigirá cuentas "sobre las instrucciones que, como coordinadora del Gobierno, ordenó transmitir a las Fuerzas y Cuerpos de Seguridad del Estado y que dieron lugar a las cargas policiales producidas el pasado 1 de octubre en Cataluña, que dejaron un balance de centenares de heridos". Hay que recordar que los enfrentamientos entre la policía y los catalanes dejaron un saldo de no menos de 900 heridos.

Margarita Robles, portavoz del PSOE en el Congreso de los Diputados, compareció ante los medios en la Cámara Baja para explicar que la "responsabilidad última política" es de la número dos de Mariano Rajoy pues es ella la "coordinadora de la actuación del Gobierno" al momento de repeler el referéndum ilegal. "Las fuerzas de seguridad han cumplido las instrucciones recibidas, que han tenido un contenido político clarísimo que viene desde la vicepresidenta del Gobierno", explicó la dirigente.

El malestar ante las acciones cometidas por los policías el pasado domingo desató el malestar en las sedes del partido socialista y del PSC desde el mismo domingo. “Quiero dejar claro nuestro profundo desacuerdo con las cargas policiales en el día de hoy”, explicó Pedro Sánchez aquel día. Sánchez liberó de responsabilidad a las fuerzas y cuerpos de seguridad pues aseguró que sus agentes tan solo se limitaban a "cumplir órdenes políticas". Pero el madrileño también había aprovechado la oportunidad para advertir que su partido tomaría acciones contra los responsables de los enfrentamientos. Su advertencia se ha materializado este mismo martes.

Esta interpelación urgente es apenas el primer paso del gran proyecto de Ferraz, que seguirá con una moción y reprobación de la vicepresidenta, quien terminó de enardecer a los socialistas cuando, el 1 de octubre, en plena descarga de fuerza de parte de los agentes de la Policía Nacional y la Guardia Civil, explicó ante los medios que "no estaba pasando nada", recordó Robles. La vocera ha insistido en que esta reprobación no quiere decir que el PSOE vaya a romper su apoyo al Gobierno, sino que es una mera protesta contra las directrices políticas de la actuación de las fuerzas de seguridad, tal y como se han quejado desde Bruselas, la Eurocámara y hasta la ONU.