Buscar

MUNDIARIO

El PSOE quiere hablar de investidura y presupuestos, y ERC, solo del conflicto político

Según el diario El País, la única alternativa real a la que se enfrenta ERC, así como el independentismo que haya extraído las lecciones de su fracaso, es decidir un Gobierno para España, no una solución para Cataluña, que solo podrá ser abordada entre todos.
El PSOE quiere hablar de investidura y presupuestos, y ERC, solo del conflicto político
Los negociadores de ERC y del PSOE. / Mundiario
Los negociadores de ERC y del PSOE. / Mundiario

Firma

Redacción

Redacción

Análisis de la Redacción de MUNDIARIO. Síguenos en Twitter @mundiario

Difícil, por no decir imposible, negociación a la vista para que haya nuevo Gobierno en España. Con el pacto previo con Unidas Podemos en la mano, el PSOE quiere hablar con Esquerra Republicana de Catalunya (ERC) de investidura, gobernabilidad y presupuestos, y Esquerra, solo del conflicto político catalán. Según el diario El País, la única alternativa real a la que se enfrenta ERC, así como el independentismo que haya extraído las lecciones de su fracaso, es decidir un Gobierno para España, no una solución para Cataluña, que solo podrá ser abordada entre todos.

El PSOE mantiene los contactos políticos para explorar la posibilidad de que ERC facilite la investidura de Pedro Sánchez mediante su abstención. En medio de presiones internas y exteriores, los contactos podrían prolongarse hasta principios del próximo año. ERC no acepta las prisas del PSOE.

Según el diario de Prisa, el derrotero emprendido por el independentismo tras la crisis del Estatut provocó una profunda división de la sociedad catalana, al reclamar desde la Generalitat una negociación con el Estado y no en el Estado, que es lo único para lo que lo legitiman los votos que recibe.

El ensueño que siguen acariciando –explica El País en un editorial– es obtener una victoria tanto si el Partido Socialista acepta ciertas condiciones como si las rechaza, porque, de acuerdo con su lenguaje, en un caso habrían hecho claudicar a España y, en el otro, España se habría negado a dialogar.

Un análisis publicado en La Vanguardia aventura que las presiones sobre los republicanos aumentarán con la constitución de las Cortes y la ronda de contactos del Rey, a la que no asistirán; y los límites de la negociación se repintarán de rojo para el PSOE el viernes 6, día de la Constitución. @mundiario