Buscar

MUNDIARIO

El PSOE y el PP apuntan a restarle votos a Cs en provincias menos pobladas

Las formaciones de Pedro Sánchez y Pablo Casado van por las comunidades donde Albert Rivera consiguió más escaños en las pasadas elecciones de abril. En juego está lograr 16 diputados más para el Congreso. 
El PSOE y el PP apuntan a restarle votos a Cs en provincias menos pobladas
Sánchez y Casado./ El Huffington Post
Sánchez y Casado./ El Huffington Post

La campaña electoral para el 10-N ya comienza a calentarse en España. Cada voto será fundamental para llegar a La Moncloa. Eso lo han entendido muy bien el PSOE y el PP que apuntan a comunidades pequeñas, donde Cs logró sumar más diputados para el Congreso. Nos referimos a Castilla y León, Castilla-La Mancha, Aragón y Extremadura. Allí, la formación naranja aprovechó la cifra repartidora de cinco escaños por cada uno en las elecciones del 28-A. 

De momento, la envergadura de sumar estos votos lo han entendido Casado y Sánchez. Si se citan ejemplos, los ocho diputados de Ciudadanos en Castilla y León se han convertido en uno de los grandes activos para la venidera contienda electoral. La misma situación se repite con los cuatro escaños de la formación de Rivera en Castilla-La Mancha, con los tres de Aragón y con los dos de Extremadura. Por eso, los líderes del PP y PSOE reforzarán sus estrategias en pos de quitarle al menos 16 diputados a los de Rivera. 

“El PP y el PSOE se están volcando en despiezar a Cs: los dos grandes saben que está muy débil y que ahí está la batalla. Lo que quieren es canibalizarlo”, apunta Pablo Simón, politólogo y profesor en la Universidad Carlos III de Madrid, en declaraciones recogidas por El País. 

Sánchez ha dado un paso adelante que Casado. El presidente en funciones, quien intenta lograr una mayoría absoluta en las elecciones del 10-N para no pactar futuras alianzas como lo hizo con Unidas Podemos, dará una serie de mitines para acercarse a la gente. Este semana arribará a Ciudad Real, Segovia, Salamanca, Zamora y Guadalajara. Mientras que el presidente del PP hará lo propio en León, Valladolid, Ávila, Navarra y Cantabria.

En medio de estas jugadas de Sánchez y Casado para cerrarle el paso a Rivera, no se ha enfocado sobre el avance de Vox. La crisis en Cataluña y la reciente exhumación de los restos del dictador Francisco Franco del Valle de los Caídos han impulsado a la formación ultraderecha que puede restar votos. Ya lo demostró en las generales de 2016 cuando peleó y logró un escaño en Valladolid y Ciudad Real. El partido de Santiago Abascal, si se lo propone, también puede apuntar a quitar electores al PP. 

Como sea, la disputa entre el PSOE y el PP tendrá en Cs como su antagonista principal. “Dependerá de la caída de Cs y de los votos que atraigamos”, lo han aceptado en La Moncloa de acuerdo a lo recogido por El País. Sin embargo, en la política española cualquier situación puede pasar. En la carrera electoral también podría entrar a tallar Más Madrid de Íñigo Errejón. Cifras, tendencias y las urnas determinarán nada más si España puede salir del bloqueo político que provoca esta cuarta elección en tan solo cuatro años. @mundiario