Buscar

MUNDIARIO

El PSOE pone en marcha un plan para quitarle electores a Ciudadanos

La formación del presidente Pedro Sánchez apunta a los descontentos con el liderazgo de Albert Rivera en la formación naranja de cara a las elecciones generales del próximo 10 de noviembre.

El PSOE pone en marcha un plan para quitarle electores a Ciudadanos
Pedro Sánchez. / Mundiario
Pedro Sánchez. / Mundiario

Firma

Rodrigo Chillitupa Tantas

Rodrigo Chillitupa Tantas

El autor, RODRIGO CHILLITUPA TANTAS, escribe en MUNDIARIO. Es periodista peruano de la Universidad Jaime Bausate y Meza. Trabajó como redactor en los periódicos Todo Sport, Nuevo Sol y el Grupo La República. Fue corresponsal en Lima de Segundo Enfoque de Argentina. Actualmente colabora con la revista CARETAS. @mundiario

Pedro Sánchez ya prepara su estrategia para golpear a su rival político Albert Rivera. El PSOE pondrá en marcha un plan para atraer a los electores descontentos con el líder de Ciudadanos de cara a las próximas elecciones generales del 10 de noviembre. La formación del presidente en funciones cree que la clave, ante una eventual nueva victoria en las urnas, pasa por convencer a los simpatizantes progresistas del partido naranja voten en abstención y no haya un bloqueo político.

“Tenemos mucho votante fronterizo que una vez fue nuestro y que pensamos que podemos recuperar con la defensa del diálogo dentro de la Constitución”, esgrimen las fuentes de la dirección del PSC a El País. En esa línea, los socialistas se plantean ganar adhesiones de los 500.000 votantes de Cs en los próximos comicios para no depender de un apoyo de Unidas Podemos en las eventuales negociaciones de los partidos para concretar una nueva investidura.

Como sea, Sánchez no tiene ningún problema en replegarse al centro para captar votos de Cs. Sin embargo, el presidente en funciones deberá hilar muy fino para no chocar con las bases de su partido que no miran con buenos ojos un acercamiento con los simpatizantes naranjas o, hasta el mismo, Albert Rivera. Una prueba de esa ojeriza es que no aceptaron la propuesta del político, quien buscaba abstenerse, a cambio de una serie de condiciones.

El PSOE cree que le sobran argumentos para captar a ese votante de Ciudadanos desubicado por los pactos de gobierno con el PP en Andalucía, Madrid y Murcia con el beneplácito de Vox, analiza El País. Sánchez apelará a que ERC y PDeCAT tengan “coherencia” al recordarles su rechazo a los Presupuestos Generales en febrero junto a PP y Ciudadanos provocó el adelanto electoral del 28-A, en la campaña electoral con miras al 10-N. @mundiario