El PSOE y Junts se reunirán con el verificador internacional en Ginebra el sábado

Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE; Pedro Sánchez, presidente del Gobierno; y Míriam Nogueras, portavoz de Junts per Catalunya (JxCat). / RR SS.
Santos Cerdán, secretario de Organización del PSOE; Pedro Sánchez, presidente en funciones; y Míriam Nogueras, portavoz de Junts per Catalunya (JxCat). / RR SS.
El acuerdo entre ambas formaciones establece reuniones mensuales con un verificador internacional, cuya identidad no ha sido revelada, en un encuentro marcado por la opacidad.
El PSOE y Junts se reunirán con el verificador internacional en Ginebra el sábado

El PSOE y Junts acordaron llevar a cabo su primera reunión con un verificador internacional en Ginebra, Suiza, el 2 de diciembre, según fuentes cercanas a las negociaciones. Esta reunión, parte de los acuerdos para facilitar la investidura de Pedro Sánchez, estaba originalmente programada para la última semana de noviembre, pero se pospuso debido a problemas de agenda.

El acuerdo entre ambas formaciones establece reuniones mensuales con un verificador internacional, cuya identidad no ha sido revelada. Aunque la cita se retrasó, finalmente se confirmó el mismo día en que Felipe VI presidió la apertura solemne de la legislatura en el Congreso.

La elección de Ginebra se debe a su discreción y a que ha sido sede previa de encuentros entre PSOE y Junts. La reunión, diseñada para abordar desconfianzas mutuas, trata temas clave como el referéndum de autodeterminación y la modificación de la Ley Orgánica de Financiación de las Comunidades Autónomas (LOFCA). Sin embargo, el PSOE rechaza el referéndum y propone desarrollar el Estatuto de Cataluña y reformar la financiación autonómica.

El verificador internacional fue creado para superar desconfianzas entre ambos partidos. La figura acompañará, verificará y hará seguimiento de las negociaciones. La identidad del verificador se mantiene en secreto, y las reuniones se realizarán mensualmente para avanzar en los acuerdos.

Es esencial destacar que el Gobierno suizo desmintió categóricamente haber proporcionado ayuda secreta a Carles Puigdemont o a personas vinculadas al movimiento Tsunami Democràtic. Suiza sostiene que la cuestión de la independencia de Cataluña es un asunto interno de España y debe tratarse dentro del marco constitucional español. @mundiario

Comentarios