Buscar

MUNDIARIO

El PSOE se abstendrá en las mociones de censura contra Rajoy y Cifuentes

El secretario general rechaza apoyar a los dos candidatos alternativos de Podemos y ya estaría preparando los discursos para defender las posturas adoptadas.

El PSOE se abstendrá en las mociones de censura contra Rajoy y Cifuentes
Pedro Sánchez. / RRSS
Pedro Sánchez. / RRSS

Fuentes internas han revelado a eldiario.es que el nuevo PSOE de Pedro Sánchez repetiría postura en el Congreso luego de que el secretario general electo decidiera que sus diputado se abstuvieran en las mociones de censura contra Mariano Rajoy y Cristina Cifuentes. El líder socialista habría optado por esto puese a asegurar que efectivamente ambos son "censurables", los candidatos alternativos que presenta Podemos en cada caso no son "presidenciables". Con esto, Sánchez ha tomado su primera gran decisión desde que recuperó el control del partido.

Ya en su momento había admitido que debía dedicarle un tiempo a las dos decisiones antes de tomarlas a la ligera. Las mociones de censura de Podemos llegaron tras el estallido de la Operación Lezo, y Sánchez nunca ocultó que probablemente optaría por abstenerse, como finalmente hizo.

La postura de los rojos es difícil puesto que estaban conscientes de que apoyar a Podemos era hacerse daño a sí mismos, pero votar "no" era bendecir al Gobierno del PP. Con su abstención, Sánchez se desmarca de Pablo Iglesias, pero mantiene su postura anti-Rajoy, que engalanó su campaña para las primarias.

Será Jose Luis Ábalos, nuevo portavoz del PSOE en la Cámara Baja, el encargado de defender esta decisión. Ábalos prepara un discurso en el que atacará al jefe de Gobierno. De igual forma, pero en menor medida, dedicará tiempo a explicar los motivos por los cuales han decidido voltear la cara a Iglesias. De paso, le atacará asegurándole que si no querían a Rajoy en el poder, debieron haber encumbrado a Sánchez hace más de un año.

En Ferraz se asegura que los de Iglesias nunca se tomaron enserio su moción de censura. Es decir, de entrada se saltaron las negociaciones con los demás partidos y, encima, admitieron que estaba condenada al fracaso cuando avisaron que la retirarían si Sánchez presentaba una propia. El jefe socialista no descarta presentar una iniciativa similar, pero dependerá de cómo avance la legislatura actual y de si reúne los apoyos necesarios.

Y en Madrid, el asunto es prácticamente el mismo. Sánchez se entrevistó con Sara Hernández y Ángel Gabilondo, jefes del partido en la capital, para acordar la estrategia. Esta reunión fue el 23 de mayo, apenas dos días después de haber sido elegido nuevamente para la Secretaría General.

"El PP es completamente censurable, es un partido que ha hecho de la corrupción una forma de gobierno", dijo Hernández en su momento en una entrevista en la que también responsabilizó a Ciudadanos de que la situación no cambiara. En cuanto a la moción, dijo que no están dispuestos a apoyar a Podemos por su estrategia. "Este es un debate que desgraciadamente no va a tener el resultado de regenerar y transformar Madrid. Desgraciadamente, tal cual lo ha planteado Podemos, lo único que va a conseguir es reforzar a la presidenta".

Y para remate del nuevo fracas que sumarán los de Iglesias, el PSOE no se tomará enserio ni siquiera el debate, pues ni aun la misma Cifuentes tomará parte del mismo. Gabilondo pasará de representar a su partido en esta comparecencia y le sustituirá José Manuel Franco, portavoz adjunto en la Cámara regional. Franco es uno de los hombres más importantes de Sánchez en Madrid y su nombre apunta a convertirse en el del líder en la capital.

Esta noticia llega como un golpe para los de Iglesias. Recién el día martes habían obtenido el apoyo de ERC, con los que llegaban a 82 votos. Varios dirigentes del partido habían expresado su deseo de que Sánchez o bien se uniera a su proyecto, o que presentara uno propio, al que ellos se unirían con todo gusto. Al final no ha pasado ni una ni otra.

De cualquier forma, el partido morado estima que lo importante es que la moción triunfará en donde ellos querían: en la calle, que han tomado como su santuario político. Una encuesta revelada por El País reflejó que un 46% de españoles están de acuerdo con el proyecto del partido emergente. Pero de puertas para adentro en el Congreso de los Diputados, la empresa ha dejado molestos a muchos, pues se ha criticado que lo único que se logrará con todo será fortalecer la imagen y el poder de Rajoy en el Legislativo, un trago que sus detractores se niegan a tomar.

> MUNDIARIO te ofrece suscribirte a otros análisis de Política.